Más de un millar de personas convocadas por los comités de Alcoa, Ferroatlántica y Celsa reclamaron en las calles de A Coruña un precio estable y competitivo de la energía para la industria / E.P.

Ferroglobe hará 14 millones menos de caja por sus ventas en Galicia

La firma revela a la bolsa americana que percibe 156 millones de euros y no 170 por la venta de la factoría de Cee-Dumbría y las diez centrales hidráulicas

Ferroglobe sacará menos tajada de lo esperado con sus ventas en Galicia. El grupo norteamericano resultante de la fusión entre Ferroatlántica y Globe ha anunciado al regulador de la bolsa americana (la SEC) que finalmente serán 156,4 los millones de euros que ingrese con la venta del complejo de Cee-Dumbría y sus diez minicentrales hidroeléctricas en los Ríos Xallas y Grande al fondo TPG Sixth Street Partners.

Esta cantidad es casi 14 millones de euros inferior a los 170 millones de euros que esperaba obtener con este movimiento que se anunció a comienzos del pasado mes de junio y que se ha completado este 30 de agosto, fecha desde la que Ferroatlántica ya es 100% propiedad de TPG, que ha confiado su gestión a Íthaka.

La compañía alude a “ajustes” en el importe final de la venta de Ferroatlántica, empresa que desde el pasado mes de abril ya no cuenta con las factorías de Sabón y Boo (Cantabria) entre sus activos. Estas instalaciones fueron segregadas a Ferroatlántica de Sabón y Ferroatlántica de Boo, que se quedaron fuera del acuerdo de venta al fondo TPG.

Vuelve a números rojos

Ferroglobe divulga los detalles de la operación de venta en Galicia en un hecho relevante en el que también constata el recorte que ha sufrido su cuenta de resultados. Y es que la firma cerró los seis primeros meses del año con una facturación de 779 millones de euros, casi un 24% menos que los 1,02 millones cosechados en el mismo periodo del año anterior.

El recorte de gastos no ha sido suficiente para que Ferroglobe se mantuviese a salvo de los números rojos. La compañía sufrió unas pérdidas de 61,5 millones de euros en los seis primeros meses del año, en contraste con los beneficios por valor de casi 93 millones de euros que cosechó en el primer semestre de 2018.

Con el objetivo de regresar a números negros, la firma ha puesto en marcha un plan de ajuste que incluye, además del complejo de Cee-Dumbría y de diez minicentrales hidráulicas en Galicia, la paralización de la producción silicio metálico en su factoría de Polokwane (Sudáfrica). Ferroglobe ha visto menguada su capacidad de producción anual en 39.000 toneladas pese al reinicio de un nuevu horno en su factoría de Sabón.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad