Ferrocarrils de la Generalitat quiere llevar sus trenes fuera de Catalunya

stop

Los trenes públicos del Govern catalán cuestan anualmente 55,1 millones de euros

Enric Ticó, en el centro, con Pere Calvet y Lluís Huguet en la sede de FGC

29 de abril de 2011 (18:16 CET)

Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) ha cerrado el ejercicio de 2010 llegando a un índice de cobertura del 79.38%. Es decir, la Generalitat sólo tiene que aportar a la empresa que gestiona los trenes catalanes 55,1 millones de euros para subvencionar la actividad de las líneas metropolitanas. En cuanto a la porción de negocio de montaña (Núria, Montserrat y la Molina), se cierra con superávit. Unos resultados que mejoran el presupuesto aprobado por el consejo de administración del FGC y que les permite iniciar una nueva línea de trabajo con el objetivo de cruzar fronteras.

El presidente de la empresa pública, Enric Ticó, ha anunciado que ya han iniciado los contactos “con unas 17 empresas de otros estados, públicas y privadas, para emprender juntos proyectos de consultoría o diseño de futuras instalaciones”. Entre las iniciativas, hay dos emplazamientos en los que asegura que parten con ventaja a la hora de hacer nuevos negocios: el puerto de Barcelona y el corredor del Mediterráneo. De este último, afirma que “no debemos esperar a que el Ministerio del Interior tome decisiones. Tenemos que cambiar infraestructuras ya”.

Asimismo, ha tachado de “objetivo prioritario” operar “trenes logísticos fuera de Europa”. Para ello cuentan con la experiencia en el AutoMetro y CargoMetro, las dos líneas que unen la factoría de Seat en Martorell con el puerto y la Zona Franca. Unas líneas de negocio que mejorarán con el inicio de la producción del Audi Q3. FGC invertirá siete millones de euros en comprar locomotoras, vagones y hacer “pequeñas mejoras” en las infraestructuras.

Ticó ha comentado que ya se ha sentado con el presidente del puerto de Barcelona, Sixte Cambra, y el de Cimalsa, Isidre Gavín, para empezar a dar forma a su nueva aventura.

Mejorar el servicio de Regionales

Por otro lado, el presidente de FGC ha dejado claro que en Catalunya priorizarán la mejora del servicio de Regionales. Tras el traspaso de la gestión de Renfe -la operadora estatal ha recibido grandes elogios por parte de Ticó, que se ha mostrado muy interesado a “seguir colaborando” con ellos-, la empresa catalana está “estudiando muy a fondo la situación exacta de la infraestructura y las inversiones estatales: las ejecutadas y las que quedan pendientes”. A finales de año entregarán las conclusiones del documento, una iniciativa propia “hablada” con la conselleria de Territori i Sostenibilitat.

Según la valoración de Ticó, este servicio es “el más deteriorado”. En cuanto a Cercanías, reconoce que están preparados para asumir su gestión el próximo uno de enero -“todo depende de la organización”-, aunque no está en el primer puesto de la lista de prioridades de FGC.

Antes de todo, entra en el apartado “urgente”, la operadora catalana abrirá el concurso para licitar la línea que une Lleida y la Pobla de Segur. “No nos presentaremos, pero pedimos estar como socios minoritarios con la empresa que gane”.

Del Llobregat al Vallès por Gràcia

Finalmente, el presidente ha informado que FGC tiene un proyecto para unir las líneas del Llobregat y el Vallès Occidental con una nueva vía que irá desde la plaza España hasta la estación de Gràcia. “Estamos pendientes de que se incluya en el nuevo plan director de infraestructuras de la Generalitat, entonces sabremos qué prioridad tiene”. Con todo, asegura que supondrá dar el impulso definitivo a las líneas del Llobregat.

De los otros proyectos que tienen en marcha, no van a prolongar las obras en Sabadell ni en Terrassa, que se mantienen los plazos previstos. También están estudiando si se pueden empezar algunas de las mejoras previstas en el proyecto de renovar la cola de maniobras de plaza de Catalunya. Unos trabajos que estarán en el congelador hasta que conozcan el presupuesto de que dispondrán en 2011.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad