stop

El Grupo Ferroatlántica parte en dos el grupo y crea Ferroatlántica de Electrometalurgia, a la que traspasa los activos industriales

A Coruña, 24 de mayo de 2017 (09:49 CET)

Ferroatlántica confía en que la Xunta dé el visto bueno a su petición para segregar los negocios de ferroaleaciones y generación eléctrica y poder así vender las centrales para obtener los fondos necesarios para su plan industrial. Es tal su confianza que ya ha dado el paso en el Registro Mercantil. Concretamente este lunes, 22 de mayo, el Grupo Ferroatlántica, en su condición de accionista único de Ferroatlántica, ha partido en dos la sociedad y transmitido en bloque su división industrial a favor de una sociedad de responsabilidad limitada de nueva creación que se denominará Ferroatlántica de Electrometalurgia.

La efectividad de la escisión, que lleva aparejada una reducción de capital de 66,5 millones de euros, hasta fijarlo en 60.000 euros, así como de las reservas voluntarias en 43 millones, “queda supeditada a la previa obtención por Ferroatlántica de la autorización administrativa emitida por el ente público empresarial de Aguas de Galicia relativa al cambio en la titularidad de la concesión, pasando del régimen de cotitularidad a titularidad única por FerroAtlántica y manifestando que la actual prohibición de segregar las actividades de producción de ferroaleaciones y electricidad ha quedado suprimida”, apunta la empresa en el texto que este miércoles recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

La escisión de Ferroatlántica queda supeditada a que Augas de Galicia dé su visto bueno

La nueva sociedad tendrá por objeto “la extracción y tratamiento de los recursos naturales necesarios para la fabricación de productos y aleaciones derivadas del silicio metal y del manganeso; la fabricación de aleaciones de manganeso, principalmente de ferromanganeso y silicomanganeso (utilizados principalmente, entre otros, en la fabricación de acero y aceros especiales), de silicio metal y de aleaciones de silicio metal (utilizados principalmente, entre otros, en la fabricación de aluminio, siliconas y paneles solares), y la comercialización de todos los anteriores productos.

Derecho de los acreedores

Los acreedores de la sociedad escindida disponen ahora del plazo de un mes para hacer constar de forma expresa su oposición a la operación. Asimismo, tanto el accionista único como los acreedores de Ferroatlántica podrán obtener el texto íntegro de la decisión de escisión adoptada, que se encuentra a su disposición en el domicilio social de la Sociedad Escindida y del que pueden solicitar la entrega o envío gratuito.  

Hemeroteca

Ferroatlántica
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad