Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL, en una imagen de archivo

Ferroatlántica promete una inversión de 75 millones en Galicia "pase lo que pase"

stop

La compañía rectifica su propio comunicado y asegura que sus proyectos para la comunidad se mantendrán se vendan o no las centrales hidroeléctricas

A Coruña, 12 de diciembre de 2016 (20:43 CET)

Donde dije digo... Ferroatlántica, que este lunes anunciaba una inversión de 75 millones en Galicia dentro de su plan industrial para fortalecer su posición en el mercado global, no ha tardado ni un día en aclarar que, independientemente de que se produzca la segregación de la actividad industrial de la energética, "el plan de inversiones se mantiene", tal y como reconoció a Economía Digital.

Esta afirmación contradice el anuncio realizado horas antes por la empresa, en el que aseguraba que la construcción de una nueva planta de carbón vegetal en Galicia –con una inversión prevista de 9 millones de euros y con 96 puestos de trabajo asociados– "solo es posible con la enajenación de actividades no estratégicas para la compañía y que hoy están desvinculadas de su actividad productiva principal, como es el caso de las centrales hidráulicas que la compañía tiene en España y Francia".

Préstamo en marcha

Ferroglobe –la matriz en la que se integran los activos gallegos del grupo Villar Mir– incluye también en este plan, que supera los 125 millones de inversión en toda España, una nueva planta de silicio solar en el polígono de Sabón (Arteixo), con un desembolso de 42 millones de euros y 240 empleos asociados.

No obstante, esta inversión está mucho más avanzada que la de la planta de carbón, que todavía no tiene un emplazamiento concreto. De hecho, la semana pasada, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad concedió un préstamo de 26,9 millones de euros a Ferroatlántica para la ejecución de este proyecto en el marco de las ayudas para la reindustrialización y el fortalecimiento de la actividad industrial que concede el departamento capitaneado por el ministro Luis de Guindos.

Por concretar

En cualquier caso, el plan industrial de Ferroatlántica no ha trascendido en su totalidad. De momento se desconoce a qué destinará los 26 millones de euros que faltan hasta completar los 75 prometidos, como tampoco se sabe de qué manera se puede resolver la segregación de los activos industriales y energéticos del grupo que, si bien física y contablemente ya están separados, todavía permanecen vinculados desde el punto de vista administrativo, lo que supone un contratiempo para su venta, tal y como pretende el empresario Juan Miguel Villar Mir
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad