Ferroatlántica promete que la venta de las centrales gallegas no destuirá empleo

stop

El presidente de la empresa, Pedro Larrea, asegurá que la operación "no pondría en riesgo ningún centro de trabajo ni el empleo de las instalaciones"

Pedro Larrea, presidente de Ferroatlántica

en A Coruña, 26 de octubre de 2016 (20:27 CET)

El presidente de Ferroatlántica, Pedro Larrea, abre de lleno la puerta a la venta de las hidroeléctricas del grupo de Villar Mir en Galicia. Lo hace con cierto entusiasmo. Larrea señaló que es "una oportunidad única" para el futuro de la compañía y que las hidroeléctricas ya no son necesarias para garantizar la viabilidad de las plantas de Ferroatlántica.

Además, minimizó el impacto de los ingresos generados por estas centrales en el conjunto del grupo, pues equivaldría solamente al 2% de la cifra de negocio. El presidente de Ferroatlántica reconoció ofertas por la cartera de doce centrales hidroeléctricas -entre ellas seis gallegas-- que tiene y explota la corporación, ubicadas en España y Francia, que suman unos 210 megavatios (MW) de potencia. No obstante, descartó que se haya alcanzado un acuerdo de venta.

El Grupo Villar Mir prevé destinar los fondos que logre con la eventual venta de su cartera de centrales hidroeléctricas a acometer nuevas inversiones, entre las que estaría, por ejemplo, la fábrica de silicio solar en Sabón, que supondrá 90 empleos directos y costará en torno a 42 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad