Ferroatlántica, Megasa y Celsa Atlantic compiten con Alcoa en la subasta eléctrica

stop

Aspiran a repetir e incluso mejorar la asignación de ediciones anteriores

Planta de Megasa en el municipio coruñés de Narón

en A Coruña, 14 de noviembre de 2016 (14:05 CET)

Es un modelo que sigue sin gustar, pero un año más las empresas gallegas con un consumo intensivo de energía acuden a la subasta de interrumpibilidad, que se celebra desde este lunes. Además de Alcoa, que con sus plantas de San Cibrao y A Coruña lidera la demanda, otras firmas como Celsa Atlantic, Megasa o Ferroatlántica aspiran a conseguir su parte del pastel.

En el caso de las plantas de la filial del grupo de Villar Mir, la empresa anuncia que pujará por un bloque de 90 megavatios (MW) para Cee-Dumbría y por bloques de 5 MW para el resto de las plantas. Los sindicatos confían en que se vuelvan a obtener los 10 bloques de 5 megavatios para Sabón, mientras que en la planta de Cee-Dumbría calculan que serían necesarios otros dos bloques de 5 MW, aparte del de 90 MW, para cubrir el consumo.

La estrategia, en secreto

Celsa y Megasa, por su parte, no han querido desvelar su estrategia, aunque confirman que acudirán a la subasta. Desde el comité de empresa de Megasa intuyen que la firma de Narón volverá a solicitar cuatro bloques de cinco megavatios, que es lo que mejor se adapta a sus necesidades.

La que va a por todas es Alcoa, que aspira a llevarse al menos un bloque de 90 megavatios para cada una de sus plantas –A Coruña, Avilés y San Cibrao–, aunque reconocen que el alto grado de intensidad de consumo primario de energía de su negocio les deja menos margen que a sus competidores para bajar en las substas, lo que ha provocado que no se hayan conseguido bloques de 90 para todas las plantas en ediciones pasadas, aunque Alcoa "siempre ha pujado por todo", apuntan desde la empresa.

2.600 megavatios en oferta

La subasta convocada por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y organizada por Red Eléctrica de España (REE), otorga a las empresas retribuciones por disminuir o cesar el consumo eléctrivo en caso de emergencia o saturación del sistema.

En concreto, se subastarán 340 bloques del producto de 5 megavatios (MW), un total de 1.700 MW, y 10 bloques del producto de 90 MW (900 MW). Hasta el próximo viernes 18 de noviembre, cerca de 250 personas en representación de alrededor de 150 empresas de la gran industria con intensivo consumo eléctrico pujarán por productos de interrumpibilidad para el año 2017.

Los resultados definitivos de la subasta se darán a conocer 24 horas después del cierre de la última puja y una vez que sean validados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad