Planta de Ferroatlántica, una de las que se benefician de las ayudas de interrumpibilidad

Ferroglobe admite que vender las centrales pone en riesgo las fábricas

El grupo de Ferroatlántica reconoce en su informe de ejercicio que la exposición de las plantas a los costes energéticos aumentará si vende las centrales

La venta de las centrales gallegas de Ferroatlántica, una idea nunca abandonada por la compañía pese a la negativa de la Xunta a la segregación, incrementaría los riesgos que pesan sobre la actividad de las fábricas.  Así lo reconoce Ferroglobe, el grupo resultante de la fusión de Ferroatlántica y Globe en 2015, en la memoria de su último ejercicio, a pesar de que durante la ofensiva para traspasar las centrales descartó que la operación tuviese un impacto negativo sobre la fábrica de ferroaleaciones de Cee-Dumbría, a la que está vinculada la concesión. La compañía presentó entonces un plan de inversiones para Galicia poniendo como condición para llevarlo a cabo que se cerrase la venta de sus activos energéticos, a pesar de la fuerte oposición de los trabajadores.

Sin embargo, en el informe correspondiente al ejercicio 2018, publicado la semana pasada, Ferroglobe explica que “la generación de electricidad en España y Francia” por la actividad hidroeléctrica del grupo “mitiga en parte la exposición a los incrementos de precio (de la energía) en esos mercados”. “Sin embargo, hemos explorado la posibilidad de prescindir de estas operaciones, lo que podría suceder en el futuro. Esta venta, si se completa, provocaría una mayor exposición a los aumentos en el precio de la electricidad en esos mercados”, explica el grupo.

La venta de electricidad, menos rentable

Ferroglobe añade que la electricidad “es indispensable” para su actividad y “representa un alto porcentaje de los costes de producción”, razón por la que es “particularmente vulnerable a las limitaciones de suministro y las fluctuaciones de coste en los mercados de la energía”. En este sentido, señala que la venta de la electricidad generada por sus centrales en el mercado mayorista, operación que ayuda a paliar esta incertidumbre, ha visto mermada su rentabilidad desde 2013, en alusión al tijeretazo a las renovables de la reforma energética del exministro José Manuel Soria.

“Los precios de la energía en España son volátiles y esta volatilidad puede tener un efecto adverso importante en nuestro negocio, resultados y situación financiera”, concluye Ferroglobe.

Precisamente, Ferroatlántica está aplicando un ERTE en España directamente vinculado a los costes eléctricos, un asunto que trae de cabeza a toda la industria electrointensiva y al propio Gobierno, que tiene pendiente de aprobar el paquete de ayudas del Estatuto del Consumidor Electrointensivo para dar estabilidad a las empresas y evitar deslocalizaciones. La compañía tomó esta medida después de que las primas obtenidas en la subasta de interrumpibilidad fueran menores. En ese reparto, el último realizado por el Gobierno hasta la fecha, las ayudas se redujeron un 40%, pasando de los 350 millones de la subasta precedente, a 202 millones.

Ferrovial en el retrovisor

Ferroatlántica produce energía para el mercado, no para abastecer a sus plantas. Esa fue la justificación que esgrimió la empresa para intentar segregar sus activos hidroeléctricos y venderlos al fondo Brookfield ante una plantilla que se movilizó masivamente contra la operación. La Xunta denegó la posibilidad de separar las hidroeléctricas, pero Ferroatlántica presentó un recurso en los tribunales que está pendiente de resolver.

Los trabajadores siguen preocupados y aseguran que personal de Ferrovial, a quien se le supone interés en el negocio hidroeléctrico de la compañía controlada por Grupo Villar Mir, visitó tanto las fábricas como las centrales para recabar información. Así se lo trasladaron al conselleiro de Economía, Francisco Conde, quien insistió en una idea que vale tanto para Ferroatlántica como para Alcoa: la clave para la continuidad de la industria es lograr un mercado eléctrico estable y competitivo.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad