Fernández Somoza salva de la quiebra a Auto Radio por segunda vez

stop

El anterior dueño de Azkar sigue inyectando dinero en la compañía de transportes, que ejecuta una operación acordeón para evitar la disolución

Web de la nueva Auto Radio al lado de Fernández Somoza

en A Coruña, 19 de octubre de 2015 (03:59 CET)

Luis Fernández Somoza, histórico empresario gallego y dueño de Azkar hasta su venta a Dascher, ha vuelto a poner dinero encima de la mesa para sacar a flote a Auto Radio, la compañía de transporte con sede en el coruñés polígono de Pocomaco y especialmente reconocible por la flota de vehículos rotulados que, según la web del grupo, llegó a superar el millar de unidades.

La compañía hace su negocio básicamente en España y Portugal, aunque de manera discreta en el país luso, y alcanzó una cifra de negocio en 2014 de 9,7 millones. Pero las cuentas no marchan bien. Hasta el punto de que Fernández Somoza ha tenido que salir al rescate en los dos últimos ejercicios completos, aportando dos préstamos participativos por importe de 500.000 euros cada uno. 

6,6 millones que se esfuman

De esta manera avanza Auto Radio, tapando agujeros con inyecciones de liquidez de su acaudalado propietario, que movilizó los préstamos a través del brazo inversor con el que controla la empresa, Inversiones Subel.

El apoyo de Subel ha permitido a la sociedad evitar la disolución, pero no se ha limitado a los préstamos. Restablecer el equilibrio patrimonial requirió de dos operaciones acordeón por cuantías millonarias. La última se ejecutó este mismo mes, con la reducción a cero de un capital de 2,75 millones y la posterior ampliación a 2,5 millones.

El año pasado, Auto Radio realizó el mismo proceso, reduciendo entonces un capital de 1,1 millones a cero para después ampliarlo a 5,5 millones. En el medio de ambas operaciones, Fernández Somoza redujo el capital de la empresa en 2,7 millones. En todo ese esfuerzo para sostener la sociedad, el empresario se dejó 6,6 millones.

Pérdidas acumuladas

Tanta tribulación es resultado de los números rojos acumulados por la empresa, que emprendió en los últimos años una reestructuración de su negocio. No salió, sin embargo, de las pérdidas. Si en 2013 fueron 1,1 millones, el resultado negativo del pasado ejercicio ascendió hasta los 1,38 millones.

Transportes Auto Radio cerró el curso con fondos propios negativos debido a la acumulación de pérdidas. El saldo de los débitos y partidas a pagar superaba en algo más de 65.000 euros el activo corriente y el capital circulante se había reducido en 407.963 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad