Fernández Somoza sale al rescate de Auto Radio

stop

El ex propietario de Azkar apuesta por la compañía de transportes, que acaba de afrontar una ambiciosa renovación, a pesar de que todavía no ha logrado remontar los números rojos

Web de la nueva Auto Radio al lado de Fernández Somoza

28 de agosto de 2014 (21:40 CET)

Los negocios de Luis Fernández Somoza --el que fuera propietario del grupo Azkar hasta su venta definitiva a los alemanes Dachser hace más de dos años – acostumbran a cerrar siempre en positivo. Sus sicavs, Guntín y Currelos de Inversiones, consiguieron más de 25 millones en beneficios el año pasado y, durante el ejercicio anterior, una de sus principales sociedades, Carteson, consiguió beneficios por encima de los 68 millones de euros. Sin embargo, hasta una fortuna del nivel de la del empresario lucense tiene piedras en los zapatos. En este caso, la compañía de transportes coruñesa Auto Radio que, si bien acumula pérdidas, acaba de acometer un ambicioso cambio de modelo de negocio y de imagen.

A pesar de la delicada situación financiera de la compañía de transportes, que ha pasado a centrarse en el sector de la mensajería y la paquetería, Fernández Somoza ha vuelto a salir a su rescate a través de Inversiones Subel, uno de sus principales brazos inversores. La apuesta del empresario por Auto Radio parece no tener discusión. No sólo invierte en ella, sino que a principios del año pasado se hizo con la práctica todalidad de las acciones (un 20% estaba en manos del presidente de Azkar, José Antonio Orozco).

Pérdidas de 1,4 millones en 2013

Auto Radio se fundó en A Coruña en 1985 centrada en el mundo del transporte. La firma nunca estuvo integrada en Azkar, aunque sí compartían accionistas. En la actualidad, y centrada en el sector de la mensajería urgente, la compañía dispone de ocho delegaciones propias y más de 85 en régimen de colaboración en España y Portugal. Cuenta también con más de 15.000 metros cuadrados de instalaciones, 1.150 vehículos de recogida y reparto y 90 vehículos de largo recorrido. La plantilla está compuesta por unos 200 profesionales, además de 1.600 agentes externos.

A pesar de que en 2013, y con objeto de restablecer el equilibrio patrimonial se aplicó una operación acordeón, por la que el capital de la sociedad se redujo a cero, y posteriormente se amplió a 5,5 millones de euros, Auto Radio no pudo acabar el año con beneficios. Finalizó el ejercicio con números rojos por valor de 1,4 millones de euros si bien, la facturación de la compañía se elevó desde los 8,1 hasta los 9,6 millones de euros.

Préstamo participativo


Lo que sí se consiguió fue que al finalizar el ejercicio pasado, los fondos propios de la compañía volviesen a estar en positivo. De -3,1 millones, se pasó a 877.000 euros. No obstante, esta situación no hizo que la firma saliese de la situación de causa de disolución en la que se encontraba. Sus fondos seguían por debajo de la mitad de su capital social.

Pero una vez más, Fernández Somoza decidió actuar en un proyecto que acaba de renovar. Así, se procedió a convocar a los accionistas de la compañía (Subel tiene el 99% del capital social) para que se acometiese una reducción de capital de 2,7 millones de euros para que la sociedad abandone la causa de disolución.

Además, en mayo de este año, Subel otorgó de nuevo a Auto Radio un préstamo participativo de 500.000 euros para compensar los resultados negativos acumulados en los anteriores ejercicios. El informe de gestión de la compañía de transporte explica que los números de la empresa vienen motivadas en gran parte por el cambio de modelo de negocio acometido. “Esta nueva orientación, además de la situación económica global y el mercado en particular ha exigido que realicemos importantes modificaciones que afectan a nuestra estructura, organización y gestión”, sostiene la firma.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad