Fernández de Sousa reclama a Pescanova una deuda de 9,3 millones de euros

stop

Es uno de los principales acreedores individuales del grupo pesquero, según el informe concursal de Deloitte

Redacción

Foto de archivo en la que Fernández de Sousa anuncia una inversión millonaria de Pescanova en Portugal
Foto de archivo en la que Fernández de Sousa anuncia una inversión millonaria de Pescanova en Portugal

27 de septiembre de 2013 (22:51 CET)

El ex presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, es visto por muchos como uno de los principales responsables, sino el principal, de la crisis en la que está inmersa la compañía. Imputado por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz por delitos tales como falseamiento de cuentas, falseamiento de información económica o uso de información relevante, tanto él como su familia y varias de sus sociedades se enfrentan a una fianza de 664 millones de euros. Y, sin embargo, a la vez, es uno de los grandes acreedores individuales de la empresa.

Según el informe concursal de Pescanova elaborado por Deloitte, entre los más de 500 acreedores de Pescanova destaca el nombre de Manuel Fernández de Sousa, que reclama la cantidad de 9,3 millones de euros. Una de las partidas más importantes a nivel individual, si se tiene en cuenta que la gran parte de la deuda está contraída con las entidades bancarias, que suman entre todas más de 3.200 millones de euros.

Venta de acciones


Así lo indica El Economista, que recuerda que De Sousa alegó que parte del dinero embolsado con la venta de acciones de la compañía semanas antes de entrar en preconcurso habría sido destinado a resolver urgencias de liquidez de la pesquera.

Una de las imputaciones del empresario gallego tiene que ver con el hecho de que, sin comunicarlo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el tiempo estipulado, vendió un 7% de las acciones de la compañía inmediatamente antes de sobrevenir la crisis de la multinacional. Por ello se embolsó 32 millones de euros.

La Xunta, entre los acreedores

La mayoría de los acreedores de Pescanova son entidades financieras. Tan sólo entre los siete grandes bancos acreedores (Sabadell, NCG, Caixabank, Bankia, Popular, BBVA y Santander) la deuda asciende a los 1.000 millones de euros. No obstante, los adeudos de la pesquera se extienden por todo el globo. Desde los dos millones que adeuda al Banco de Tokyo, hasta los 6,3 del Banco do Brasil.

La propia Xunta de Galicia figura entre los acredores, al reclamar a la compañía gallega un millón de euros a través de Sodiga, la sociedad de capital riesgo de la Xunta de Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad