Fernández de Sousa desencadena un aluvión de demandas

stop

Accionistas y acreedores de Pescanova estudian querellas mientras la CNMV inicia una investigación a través de KPMG

Embarcación de la flota de Pescanova

19 de abril de 2013 (22:35 CET)

Fernández de Sousa se queda solo. Sobre todo, después de que la semana pasada declarase ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que controla la mitad del capital que declaró en Pescanova, tras vender acciones antes del compañía en concurso de acreedores. Este hecho ha servido para acelerar los procedimientos por la vía judicial que planeaban algunos de los actores implicados en la crisis de la multinacional.

Además, según informa El Confidencial, la CNMV habría colocado el eje de su investigación sobre el capital declarado por Fernández de Sousa. El supervisor bursátil esperaría sacar información a través de la auditoría forense que prepara KPMG para elevar el caso, si fuese necesario, a la Fiscalía.

Venta de acciones

Fernández de Sousa vendió entre diciembre y febrero un paquete del 6,9% del capital de la compañía. Las sociedades Inverpesca SA y Sociedad Anónima de Desarrollo y Control (Sodesco) vendieron en el mercado más de 1,8 millones de títulos a un precio que osciló entre los 17,7 euros por acción y los 13,6 euros.

Economía Digital reveló esta semana que Fernández de Sousa ejerce desde Suiza parte del control de al menos una de las dos sociedades patrimoniales que vendieron acciones en los meses previos al concurso de acreedores. Sodesco, que ahora declara un 5,47% de Pescanova, controlada por al menos tres miembros de la familia, tiene entre sus accionistas a la firma instrumental Intergef, domiciliada en Zurich. La propia Sodesco declara transacciones con ella, al abrigo de los convenios firmados entre España y Suiza.

Querellas de los minoritarios

Pero además de la investigación que estaría llevando a cabo la CNMV a través de los trabajos de auditoría forense, que ya han comenzado, la venta de acciones del presidente de Pescanova habría servido como detonante para el inicio de un considerable número de demandas judiciales.

Accionistas minoritarios de Pescanova presentaron la semana pasada una querella ante la Audiencia Nacional contra todo el consejo de administración de la pesquera, la auditora BDO y la propia CNMV por la gestión de la firma de congelados. El juez Pablo Ruz será quien instruya esta querella en el Juzgado Central de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, que remitió los datos a la Fiscalía.

Ampliación

El abogado Joaquín Yvancos explica que la comunicación hecha por Fernández de Sousa sirvió para realizar una ampliación en la querella. El despacho indica que hay más demandas que se están preparando en este sentido, si bien “muchos se mantienen a la espera” para ver qué ocurrirá con la primera incursión judicial.

Podría ser el caso de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC), que a través del bufete Cremades & Calvo-Sotelo estudia medidas legales contra Pescanova.

Banca extranjera y consejo de administración

Distintas fuentes han asegurado a este medio que la banca también comienza a prepararse, especialmente las entidades extranjeras, las primeras en demandar que el presidente de Pescanova fuese apartado de la gestión de la firma, para llevar a cabo las labores de negociación sobre la deuda de la pesquera. Según indican estas fuentes, un prestigioso bufete inglés estaría estudiando las posibles medidas legales a encargo de uno de los bancos.

Aún queda otra pata. Tres grandes accionistas con representación en el consejo de administración de la multinacional (Damm, Luxempart e Iberfomento) también han acordado presentar querellas contra el presidente al entender que de su gestión se derivan varios delitos. Sin embargo, se da la circunstancia que la querella ya presentada por los accionistas minoritarios también los señala a ellos como responsables de la situación de la compañía gallega al tener representación en el máximo órgano de dirección de la empresa.

Proveedores en Pontevedra

Este viernes, la Cámara de Comercio de Pontevedra anunció la puesta en marcha de la primera Agrupación de Empresarios Afectados por Pescanova con el objetivo de ayudar y asesorar a empresas que puedan tener problemas o dudas a raíz de la situación concursal.

Según explican desde el ente cameral, pequeñas empresas ya les han transmitido su temor a seguir entregando mercancía a la empresa. Tienen miedo de no cobrar las entregas. “Las proporciones empresariales de Pescanova alcanzan directamente a la supervivencia de miles de pequeñas y medianas empresas”, dicen desde la cámara pontevedresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad