Fernández de Sousa dejó la gestión de siete filiales de Pescanova días antes del preconcurso

stop

El presidente del grupo y su hijo Pablo Fernández Andrade cesaron como administradores de las sociedades, que suprimieron sus consejos

Manuel Fernández de Sousa / EFE

06 de marzo de 2013 (22:34 CET)

La presentación del preconcurso de acreedores de Pescanova, el pasado viernes, no solo estuvo precedida de un tenso consejo de administración en el que dos de sus accionistas más significativos decidieron no firmar las cuentas de 2012. Previamente, semanas e incluso días antes de la convocatoria, el presidente del grupo decidió reordenar su presencia en al menos siete filiales, abandonando sus órganos de administración, que también se transformaron. Entre las filiales en las que la familia Fernández de Sousa procedió a reestructurar su presencia se encuentran firmas tan significativas como Frinova, Insuiña, Pescafresca, Frigodis y Pescanova Alimentación, entre otras.

Lejos de lo que inicialmente se interpretó como una maniobra defensiva improvisada, como fue la presentación del preconcurso de acreedores, Fernández de Sousa impulsó durante el mes de febrero una reordenación de su gestión en el grupo que siguió prácticamente las mismas pautas: su cese y el de su hijo Pablo Fernández Andrade, entre otros, de los consejos de al menos siete filiales, que además acordaron modificar sus estatutos sociales, para pasar a tener un único administrador, Pescanova SA. Así, sus consejos de administración se suprimieron. Bajo ese paraguas de la matriz del grupo se integran, ahora también en cuanto a su gestión, más allá de su propiedad, filiales como Frivipesca Chapela, Pescafresca y Novapesca Trading, además de las ya citadas Frinova, Pescanova Alimentación, Frigodis e Insuiña.
 
Acotar responsabilidades
 
En medios empresariales se interpretan estos movimientos societarios como un paso previo y calculado de cara a afrontar el preconcurso de acreedores, agrupando y limitando las responsabilidades de los administradores ante un eventual proceso concursal definitivo en el Juzgado de lo Mercantil número uno de Pontevedra. Los cambios en las sociedades del grupo, según consta en el Registro Mercantil, se elevaron a públicos entre los días 4 y 19 de febrero, semanas después de que uno de los socios estables de Pescanova, Demetrio Carceller, elevara su participación hasta el 6,1% a través de compras en Bolsa, convirtiéndose a finales de enero en segundo accionista de la multinacional.
 
En el caso de Pescanova Alimentación, una de las patas más importantes sobre las que pivota la estructura del grupo pesquero, cesó Manuel Fernández de Sousa-Faro como presidente, así como su hijo Pablo y otros dos ejecutivos históricos del grupo como consejeros. En Frinova fue Pablo Fernández Andrade quien, según los datos depositados en el Registro Mercantil, dejó la presidencia. También cesaron sus consejeros. Entre ellos, el representante de la sociedad de capital riesgo de la Xunta, Sodiga, gestionada desde Xesgalicia y el Igape. Fue el 19 de febrero, una semana antes del consejo de administración previo a la presentación del preconcurso, aunque el Boletín Oficial del Registro Mercantil, como es habitual, procedió a publicar el cambio días después.
 
En Insuiña fue Manuel Fernández de Sousa quien dejó la presidencia, concretamente el 4 de febrero, según las mismas anotaciones. Pablo Fernández Andrade es uno de los miembros del consejo de administración de Pescanova, compañía en la que su padre mantiene algo más de un 14%. En Pescafresca y Frivipesca Chapela fue Manuel Fernández quien dejó la presidencia. En el caso de esta última, Pablo Fernández cesó como consejero.
 
Otros intereses empresariales
 

De forma previa al preconcurso, la familia Fernández de Sousa también procedió a reordenar otros intereses empresariales, con diferentes operaciones societarias. Así el 22 de febrero hacía efectiva una remodelación en la firma Astilleros y Construcciones Lagoa, que a partir de entonces tiene como socio único a otra sociedad, Servicios de Gestión y Exposiciones Expoaqua SL. Cesaron en sus cargos otros miembros directos de la familia, como Ignacio Fernández Andrade, y pasó a ser Manuel Fernández de Sousa el administrador único.
 
A mayores, los accionistas de esta firma, la familia, decidieron aprobar, según datos del Registro Mercantil, una operación acordeón en Astilleros y Construcciones Lagoa, reduciendo su capital en 978.000 euros, para ampliarlo a continuación por importe de un millón de euros.  La semana antes del controvertido consejo de Pescanova también se reordenaba la estructura de otra firma, la sociedad anónima Yatesport. Cesaron sus consejeros, entre ellos hijos del presidente de Pescanova, y pasó a ser su administrador único Manuel Fernández de Sousa. Su órgano de administración también se modificó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad