Fernández de Sousa declara ante el juez Ruz imputado por cinco delitos

stop

El ex presidente de Pescanova comparecerá mañana martes ante la Audiencia Nacional por la crisis de la pesquera

Manuel Fernández de Sousa, expresidente de Pescanova | EFE

14 de octubre de 2013 (13:51 CET)

Ocho meses han pasado desde que la crisis de Pescanova se disparó a finales de febrero, al no aprobar el anterior consejo de administración las cuentas relativas al año 2012. Con un concurso de acreedores de por medio, un informe forense demoledor y la entrada de un nuevo presidente en la entidad, mañana martes, Manuel Fernández de Sousa se enfrenta al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Por primera vez declarará ante él desde que comenzó la crisis de la pesquera gallega. Se le imputan hasta cinco delitos. Falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de cuentas anuales, uso de información relevante, estafa, delito continuado de falsedad en documento mercantil y delito societario.

De Sousa, que dimitió como presidente de Pescanova el pasado julio comparecerá a las 9:30 de la mañana. En esa jornada también está previsto que comparezca su hijo, Pablo Javier Fernández Andrade, y el ex consejero y hombre de confianza del empresario pontevedrés, Jesús García, que también abandonó su puesto en el órgano de dirección de la compañía en mayo.

El juez ha citado para ese día, además, a los representantes de Sociedad Anónima de Desarrollos y Control (Sodeco), Inverpesca, Sociedad Gallega de Importación de Carbones e Inverlema, sociedades relacionadas todas ellas con la familia Fernández de Sousa.

Paz Andrade y Pérez-Nievas

La ronda de declaraciones continuará durante el miércoles y el jueves. Ruz tomará declaración el 16 al ex consejero delegado Alfonso Paz Andrade, al que le imputa delitos de falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de las cuentas anuales y uso de información relevante y al consejero José Antonio Pérez-Nievas.

Ruz ha citado para el jueves 17 como imputados al hermano del ex presidente Fernando Fernández de Sousa, al que fuera presidente del comité de auditoría de la compañía Robert Albert Williams, a los directivos Joaquín Viña Tamarco, Antonio Taboas Moure y Alfredo López Uroz, así como al representante de ICS Holding Limited.

Testigos


El 22 de octubre, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 iniciará la toma de declaración de los testigos en el proceso, entre los que figura José Carceller, consejero de la pesquera en representación de Damm, y François Tesch y Alain Huberty, representantes de Luxempart.

También acudirán en calidad de testigos Antonio Basagoiti, consejero de Pescanova desde 1996 y que dimitió en abril, así como Francisco Javier Soriano, Yago Méndez Pascual, Ana Belén Barreras Ruano, que presentó el miércoles su dimisión como consejera de la pesquera, César Mata Moretón, Carlos Turci Domingo y Santiago Sañé Figueras.

Retraso en las comparecencias


El juez Pablo Ruz aplazó el pasado 20 de junio estas declaraciones, que estaban previstas en un inicio para los días 1 y 2 de julio, a la espera de que la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) le remitiera varios informes solicitados, y hasta conocer finalmente la auditoria realizada por KPMG, que ha concluido que el objetivo de los imputados era presentar una deuda financiera inferior a la real, y, como consecuencia, unos resultados superiores a los realmente generados.

Ruz aseguraba en un auto fechado el pasado 23 de mayo que los administradores de Pescanova "valiéndose de la información reflejada en las cuentas anuales (...) que no se ajustaba a la realidad" proporcionaron públicamente una imagen irreal de la situación económica de la empresa, lo que condujo a los querellantes a adquirir paquetes de acciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad