Fernández de Sousa carga contra los bancos y BDO en su interrogatorio

stop

Su comparecencia ante el juez Ruz se ha alargado durante más de cinco horas

Imagen de archivo de una junta de accionistas de Pescanova, presidida por Fernández de Sousa | EFE

15 de octubre de 2013 (18:21 CET)

En un maratoniano interrogatorio en la Audiencia Nacional, el ex presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, ha cargado las tintas contra los auditores y la banca y ha asegurado que ambos eran conocedores de la situación de la entidad. Durante su declaración ante el magistrado Pablo Ruz, Sousa ha asegurado que él “nunca engañó a nadie”.

Según fuentes presentes en el interrogatorio
, a lo largo de más de cinco horas, Sousa ha defendido su inocencia y ha achacado a la consultora BDO toda la responsabilidad al no advertir al desfase en las cuentas de Pescanova ni la deuda bancaria de más de 3.200 millones.

Fianza

Entre otras acusaciones, Ruz lo imputó por presunto falseamiento de cuentas anuales del grupo alimentario, así como uso de información relevante. El juez instructor fijó para Sousa una fianza de 178 millones de euros en concepto de responsabilidad civil para hacer frente al dinero presuntamente defraudado en caso de ser condenado. De momento, no ha depositado la fianza ya que recurrió la decisión judicial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad