El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una mesa de trabajo en Cervo con el comité de empresa de Alcoa. E.P.

Feijóo busca aliados en Asturias y Cantabria para salvar Alcoa

La Xunta pretende que Asturias y Cantabria se unan en un frente común contra el estatuto electrointensivo, que beneficia "a más empresas catalanas y vascas"

Ofensiva de la Xunta contra el proyecto de Estatuto para el Consumidor Electrointensivo del Gobierno de Pedro Sánchez.  El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, propone que Galicia, Asturias y Cantabria conformen un frente común contra el texto, que está abierto a alegaciones hasta el próximo jueves. Asegura el mandatario gallego que es necesario, entre otras cosas, para salvar la factoría de Alcoa en San Cibrao (Lugo).

Así se ha manifestado este lunes en una reunión en Cervo con el comité de empresa de Alcoa. “La situación de la planta es cada día más delicada”, ha dicho el también candidato a la reelección, que explica que este frente común también es demandando por los sindicatos."Nos vamos a poner en contacto con el presidente de Asturias y el de Cantabria porque nos parece que es razonable", ha asegurado Feijóo, que ha indicado también hablará con CC OO, UGT y la CIG.

El “acta de defunción de Alcoa”

Y es que el titular del Gobierno gallego ha asegurado que el proyecto de estatuto electrointensivo presentado por el Gobierno supone el "acta de defunción" de estas empresas. "Llevo 11 años como presidente de la Xunta y nunca he visto tan cerca el cierre de Alcoa", ha advertido.

Conforme ha señalado, hasta el año 2018 el precio de la luz estaba en 35 o 37 euros por megavatio y ahora está entre 47 y 55 euros. "Así Alcoa no es viable, perdió 18 millones en 2018, pensamos que 50 o 60 millones en 2019 e inicia el 2020 con una mayor incertidumbre", indicó el presidente.

Prima empresas catalanas y vascas

En este sentido, ha contrapuesto las acciones tomadas por el PP para que Alcoa tuviese "precios competitivos de la luz", con la actual gestión del problema por parte del Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez. "Ahora tenemos el borrador de eso que el Gobierno llama estatuto de las empresas electrointensivas que, en vez de ser una garantía para que estas sean viables, es la sentencia clara para que vayan cerrando de forma consecutiva", ha censurado Feijóo, que ha pedido al Gobierno central que deje sin efecto este texto y acepte las alegaciones de Galicia para llegar al 29 de febrero con "un texto consensuado" entre los trabajadores y las administraciones públicas.

De este modo, ha argumentado que el documento presentado es "peor que cualquier proyecto" que ni pudiesen "imaginar" ya que "pone menos dinero del que había anteriormente" y "lo reparte con más empresas". "Antes había 119 empresas beneficiarias y ahora son 600 empresas y, qué curioso, las más de 450 empresas que van a tener posibilidad de ver disminuidos los precios de la luz son vascas y catalanas", ha señalado.

Consumidor hiper-electrointensivo

Por todo ello, el presidente de la Xunta ha demandado medidas efectivas que rebajen el precio de la electricidad y ha asegurado que las alegaciones que presentará el Ejecutivo autonómico, coincidentes con el comité de empresa de Alcoa, entran dentro del marco europeo y de la potestad fiscal que tiene España para regular los impuestos que gravan la energía.

Al respecto, ha incidido en la necesidad de desarrollar una política fiscal que grave con menos impuestos la energía que consumen las empresas hiperelectrointensivas; así como establecer cuantías como las que había anteriormente en el ámbito del CO2 y en el de la interrumpibilidad. Unas medidas que, según ha indicado, se aplican en Francia y en Alemania y que también se venían aplicando en Galicia.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad