Feijóo avisa: “Pescanova es fundamental para Galicia”

stop

Los representantes de Deloitte se hacen administradores solidarios de siete filiales que tuvieron a Sousa como consejero

Planta de Pescanova en Chapela (Pontevedra) / EFE

18 de julio de 2013 (23:55 CET)

En la deriva que puede encarar Pescanova tras la dimisión de su presidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, en el mismo consejo en que se postuló para relevarlo José Carceller, representante de Damm, frente a la opción de otro consejero histórico, Alfonso Paz Andrade, terció ayer el presidente de la Xunta. Tras el Consello, Alberto Núñez Feijóo fue cauto en las palabras, pero no en advertencias. “Pescanova”, dijo, “sigue siendo una de las empresas más importante de España, es fundamental en la imagen internacional de nuestro país y sigue siendo fundamental para España y, por supuesto, para Galicia”.

El jefe del Ejecutivo gallego aseguró además que, “en la nueva etapa que se abre ahora, el Gobierno gallego trabajará en el objetivo de mantener el proyecto y los puestos de trabajo, y lo hará desde el ámbito de sus competencias”. Núñez Feijóo aseguró que “respeta la decisión” de Fernández de Sousa y señaló que espera que se inicie “una nueva etapa que tenga como objetivo garantizar la supervivencia de este excepcional proyecto, y que este proyecto mantenga sus puestos de trabajo”. “Este es el objetivo”, añadió, “sobre el que venimos trabajando desde que comenzaron las dificultades y las contracciones contables” en Pescanova.

Damm tiene en juego 40 millones

En el horizonte próximo de la multinacional pesquera se encuentra una convocatoria de junta general para septiembre, que encara sin presidente, aunque con un consejo de administración en el que todavía figura Manuel Fernández de Sousa, que es su primer accionista. Carceller, segundo accionista, se postuló en el último consejo para presidir la compañía, aunque no logró apoyos. Alfonso Paz-Andrade, consejero delegado hasta 2007 y actual consejero, instó a la unanimidad del máximo órgano de Pescanova para asumir la presidencia, opción con la que no estuvieron de acuerdo Luxempart y Carceller.

Damm parece querer ir a por todas con Pescanova. La cervecera estima que la crisis de Pescanova le causará un quebranto que rondará los 40 millones de euros. Hace justamente un mes, Demetrio Carceller aseguró antes los medios que “pelearía” para salvar su inversión en la pesquera. A lo largo del primer trimestre la compañía catalana provisionó 21 millones para Pescanova y tiene previsto dotar otras siete más hasta final de año. 

Deloitte continúa su trabajo


La dimisión de Fernández de Sousa ha abierto un nuevo período en Pescanova, en el que se debe decidir quién será el nuevo presidente pero, más allá de eso, el proceso concursal continúa bajo la dirección de Deloitte.

Según datos del Registro Mercantil, el pasado 9 de junio Senén Touza Touriño y Santiago Hurtado Iglesias, representantes de Deloitte en Chapela, pasaron a convertirse en apoderados solidarios de varias filiales con sede en Pontevedra: Frinova, Frigodis, Insuiña, Novapesca Trading, Pescanova Alimentación, Frivipesca Chapela y Pescafresca.

Filiales controvertidas

Se trata de todas aquellas filiales en las que tanto Manuel Fernández como su hijo ocupaban los cargos de presidente o consejero y que abandonaron a lo largo de todo febrero, antes de precipitarse el preconcurso de acreedores. Entonces, las empresas pasaron a tener a Pescanova (ahora gestionada de facto por Deloitte) como administrador único.

Muchas de ellas, según denunciaron los sindicatos, fueron el destino de directivos leales a Sousa que permanecieron en la matriz de grupo hasta que la crisis de la pesquera se destapó. 


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad