stop

Fegein se compromete a comercializar parte del suelo industrial de Val da Rabeda, un macroparque empresarial del bipartito ahora abandonado

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Proyecto para el desarrollo del polígono Val da Rabeda, que nunca llegó a desarrollarse pese a dejar una abultada deuda a Xestur

en A Coruña, 07 de agosto de 2017 (06:00 CET)

La Federación Galega de Empresas Inmobiliarias ha tomado posiciones en la errática gestión del suelo industrial gallego, ahora puesta en duda por la deslocalización de empresas hacia el norte de Portugal. Fegein ha solicitado a la Xunta la cesión de 100.000 metros cuadrados de suelo del polígono Val da Rabeda, un macropoyecto del bipartito en la provincia de Ourense en el que se invirtieron más de 10 millones de euros para expropiaciones, pero que continúa sin urbanizar y cubierto por la maleza.

Las inmobiliarias, en un escrito presentado en el registro y dirigido al Instituto Galego de Vivenda e Solo, piden la cesión de una parte del frustrado parque empresarial, que iba a superar el millón de metros cuadrados. Concretamente, de 100.000 metros cuadrados ubicados en las inmediaciones del Parque Tecnolóxico y de la fábrica de T-Solar.

El objetivo de Fegein es promover la construcción de 200 viviendas en régimen de “autopromoción de protección oficial, tanto en régimen general como concertado y en formato jurídico de cooperativa de viviendas, que se desarrollaría en cinco fases”, dice el documento, firmado por el presidente de la patronal, Benito Iglesias.

El proyecto estrella del bipartito para el desarrollo económico de Ourense fue abandonado por Feijóo, que lo consideró inviable

La entidad actuaría como gestor de las cooperativas una vez constituidas y daría salida a una iniciativa congelada desde la llegada de Feijóo a la Xunta, que la consideró inviable. El proyecto original contemplaba una zona urbanizable de 2.000 viviendas.

Fegein expone en la solicitud que mediante esta cesión “se podría poner el suelo industrial en manos de Xestur y el Instituto Galego de Vivenda e Solo en fase de comercialización con la modalidad de alquiler con opción a compra de cinco años en permuta a cambio de generar empleos de calidad y estables”. De esta manera, se permitiría a nuevos emprendedores tener suelo “adecuado a sus necesidades de actividad y económicas.

La iniciativa de la federación inmobiliaria busca salida a dos problemas de gestión en la provincia. Por un lado, un macroproyecto abandonado que estaba llamado a vertebrar el desarrollo industrial y el crecimiento de la ciudad de Ourense y su área metropolitana. Por otro, la necesidad de responder a la demanda de vivienda nueva que es “inviable” promover en la cidade das Burgas por la falta de Plan Xeral de Ordenación Municipal. Fegein recalca estos dos aspectos en la solicitud realizada a la Xunta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad