Imagen de archivo de una protesta de los trabajadores de Extel

Extel volvió a los beneficios millonarios un año antes su venta

El 'contac center' vendido a ABS cerró 2018 con un beneficio de 1,5 millones de euros y con el reparto de 4 millones en dividendos con cargo a reservas

El año arrancó con turbulencias para los trabajadores de Extel, que da empleo a cerca de 650 personas solo en A Coruña. La compañía de trabajo temporal y matriz del grupo, Adecco, anunció su intención de vender el contact center a Analytics Business Solution (ABS). Según explican desde el sindicato CGT, la firma acordó el traspaso sin antes informar a la parte social. “Nos enteramos mediante una videoconferencia en los centros de trabajo en la que participó el director de ABS, Jorge Salán, y en la que se nos dijo que existía una vocación de crecimiento”, indican en la central sindical, desde la que se recuerda que este movimiento se produce después de un invierno especialmente tenso en el que la compañía despidió a cuatro personas por bajas médicas y casi tres años después de la aplicación de un ERE que afectó a más de un centenar de personas en la comunidad.

No obstante, y al margen de las polémicas enraizadas en los últimos años, Adecco ha cerrado la venta de Extel justo después de que la compañía de atención telefónica haya regresado a la senda de los beneficios. Así se desprende de las últimas cuentas presentadas ante el Registro Mercantil, que indican que Extel cerró el año 2018 con un resultado neto de casi 1,5 millones de euros, frente a las pérdidas de 269.000 euros acuñadas en 2017. El beneficio operativo del grupo rozó los dos millones de euros.

Dividendo de 4 millones de euros

A pesar de regresar a los beneficios, la cifra de negocio del contact center cayó en un 3,67%, hasta los 67,6 millones de euros. Conformada por seis unidades de negocio en toda España, siendo la más grande en cuanto a personal la ubicada en A Coruña, en la memoria correspondiente al ejercicio 2018, Extel explicaba que las previsiones para el año 2019 (en el que se fraguó la venta a ABS) eran “más favorables en la evolución del negocio”. “Se espera una mejora de márgenes que se verá reflejado en los resultados de la sociedad”, indicaba.

Además, y siempre según la documentación remitida al Registro Mercantil, en junio de 2018, la compañía aprobó un reparto de dividendos con cargo a reservas, es decir, de la ‘caja’ de la compañía, por importe de 4 millones de euros que fueron a parar a manos de Adecco, el accionista único.

Calma tensa en A Coruña

Al margen de los resultados de la compañía, los trabajadores de A Coruña esperan acontecimientos. Representantes de la CGT aseguran a este medio que, de momento, existe tranquilidad ya que “lo que se ha trasladado es que, al menos lo que es el negocio coruñés no corre peligro ya que el nuevo dueño mantendrá el contrato con Movistar que da trabajo a la plantilla”.

Adecco asegura que la venta de Extel obedece exclusivamente a razones de estrategia empresarial. La compañía adquirió la firma de atención telefónica en abril de 2005 a la española HumanGroup por casi 60 millones de euros. Casi 15 años después se deshace de este negocio por un importe que, de momento, aún no ha trascendido. Extel llegó a tener casi un millar de trabajadores en su centro de A Coruña.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad