Ex altos cargos de Pescanova se enfrentan a embargos al no depositar la fianza

stop

Mientras, el consejo de administración presidido por Urgoiti se reúne de nuevo este miércoles

El juez Pablo Ruz y Manuel Fernández de Sousa

24 de septiembre de 2013 (22:14 CET)

Ninguno de los imputados por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en la trama que investiga las supuestas irregularidades en Pescanova ha depositado todavía la fianza exigida, por lo que se enfrentan al embargo de sus bienes. Así lo han confirmado a Economía Digital diversas fuentes relacionadas con el proceso judicial.

El pasado 2 de septiembre, Ruz impuso fianzas por valor de 1.200 millones de euros en concepto de responsabilidad civil a una decena de altos cargos de Pescanova así como a seis sociedades ligadas al grupo alimentario. El requerimiento económico venía motivado por la imputación de supuestos delitos de falseamiento de cuentas, falseamiento de información económica, uso de información relevante y falsificación de facturas.

Plazo de 10 días

De esos 1.200 millones de euros, 664 millones correspondían a la fianza solicitada a la familia Fernández de Sousa (entre el ex presidente de Pescanova, su hijo, su hermano y varias de sus sociedades). Otros de los imputados que debían enfrentarse a fianza son los accionistas Alfonso Paz-Andrade y José Antonio Pérez Nievas, así como los ex consejeros Robert Albert Willians y Jesús García y los directivos Joaquín Viña Tamargo, Alfredo López y Antonio Táboas.

El auto concedía un plazo de 10 días a los directivos y sociedades afectadas para que hiciesen efectiva su fianza o, en caso contrario, se procedería al embargo de sus bienes. Diversas fuentes aseguran que, de momento, nadie ha depositado la fianza.

En el caso concreto de Fernández de Sousa es público que el empresario ha recurrido la orden del juez Ruz al considerar la fianza “desproporcionada”.

Investigación patrimonial

Según el abogado Joaquín Yvancos, representante de una parte de los pequeños accionistas de Pescanova, el proceso a seguir pasará porque el juez Ruz encargue una investigación del patrimonio de los imputados que no depositaron la fianza, para posteriormente aplicar el embargo. “Puede ser que ordene la investigación a la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Financieros de la Policía) que actualmente ya hace eso con Sousa y sus familiares”, explica, recordando que el magistrado encargó a este departamento que analizase los movimientos en el patrimonio familiar del empresario gallego en el último año.

Por otro lado, el Banco Etcheverría procedió a principios de mes a bloquear hasta quince productos bancarios relacionados con las sociedades de Fernández de Sousa Quinta do Sobreiro y Kiwi España.

Retención de 700.000 euros


El bloqueo había sido ordenado por el juez Eloy Velasco tras descubrir que, presuntamente, tanto De Sousa como su mujer, Rosario Andrade habían intentado mover unos cuatro millones de euros a China mediante una cuenta en Portugal. A ella se transfirieron fondos desde ambas sociedades.

Así, según ha podido saber este medio, en total, con 15 cuentas bloqueadas, el juzgado retiene más de 700.000 euros que, de momento, quedan a su disposición.

Consejo de administración

Mientras las actuaciones judiciales que rodean a Pescanova siguen su curso, la multinacional se prepara para afrontar este miércoles un nuevo consejo de administración. Se analizará la situación de la compañía, pendiente del plan de viabilidad que elabora la consultora PwC.

En el orden del día no se contempla el nombramiento de un consejero delegado, posibilidad que se especuló en los últimos días. Tanto la banca acreedora como el presidente de la multinacional, Juan Manuel Urgoiti, acordaron en su última reunión que un movimiento así no tenía sentido hasta que no se levantase el concurso de acreedores.  

El actual administrador concursal, Senén Touza, es bien visto tanto por la banca como como por el consejo de administración por su conocimiento de la empresa y el sector. Sin embargo, su puesto no podrá ser en modo alguno el de consejero delegado. Se baraja, no obstante, el nombramiento de una suerte de jefe de operaciones dentro de la pesquera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad