Euskaltel versus R: quién gana en qué

stop

La operadora gallega es líder de servicios allá donde llega, mientras que la vasca tiene un mayor músculo financiero

R y Euskaltel son dos compañías con importantes sinergias.

en A Coruña, 30 de julio de 2015 (00:45 CET)

La integración de R y Euskaltel supondrá el nacimiento de un gigante que dará servicio a medio millón de clientes, el 10% de la población de los territorios en los que opera. Por separado, da la impresión de que se trata de dos compañías muy similares, y en muchos aspectos lo son, pero cada una ha ido marcando un camino distinto durante los últimos años.

 

Podemos señalar como puntos en los que van parejos el número de clientes (ambas rondan los 700.000), los hogares y empresas por los que pasa su red (925.000 de R por 1,02 millones de Euskaltel), o la baja tasa de cancelación de clientes. Pero hay otros aspectos en los que las cifras cantan a favor de uno u otro operador.

 

Clientes fieles

 

El operador gallego es líder en todos los servicios en aquellas zonas donde tiene red. Tiene una mejor valoración de marca que el resto de sus competidores, destacando en todos los atributos positivos menos el de gasto publicitario.La propia compañía, a la vista de los resultados, no duda en definirse como "el operador más querido en Galicia".

 

Y no es para menos. Los datos demuestran que tiene una altísima penetración en telefonía móvil, un 70,1% frente al 49% del operador vasco. También lo supera en unidades generadoras de ingreso, es decir, el número de servicios contratados por cliente. Al cierre de 2014, el 70% de los usuarios de R tenían contratados tres o más servicios. En el caso de Euskaltel, ese porcentaje se reducía al 55,3%. Asimismo, los ingresos medios por cliente residencial son ligeramente superiores en el caso del operador gallego frente a su nuevo dueño: 61 y 55 euros, respectivamente.

 

Trayectoria ascendente


A pesar de la crisis R no ha dejado de ganar clientes en los últimos años. El crecimiento de servicios residenciales (teléfono, Internet, televisión, etc.) desde 2012 ha sido del 8,7%, mientras que en telefonía móvil fue de un 30,8%. en el mismo período.

 

Euskaltel por su parte ha seguido una trayectoria descendente aunque muy moderada que ha logrado revertir en el primer semestre de este año.

 

Eficiencia en los números

 

Estas cifras convirtieron a R en un codiciado objeto de deseo que finalmente ha terminado en manos de Euskaltel. Esto ha sido posible en gran medida por el mayor músculo financiero que atesora el operador vasco, potenciado tras su reciente salida a bolsa, que ha trabajado intensamente en los últimos años por una mayor eficiencia en sus cuentas.

 

El beneficio antes de amortizaciones (Ebitda) de Euskaltel se situó en 2014 en los 156 millones de euros, bastante por encima de los 92 millones del grupo gallego. No obstante el margen de Ebitda ofreció un resultado bastante similar, con un 48,5% y un 46,2% respectivamente, ya que los ingresos de explotación mantuvieron prácticamente la proporción: 321 millones Euskaltel por 238 de R. Solo en el flujo de caja las diferencias se hicieron más palpables. El del operador vasco se situó en 114 millones de euros y el del gallego en 62 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad