Euskaltel vale sólo 100 millones más en bolsa de lo que tiene que pagar por R

stop

La compañía vasca cerró sesión este viernes con una capitalización de 1.290 millones, muy cerca de los 1.190 en los que valoró a la operadora gallega

Arturo Dopico, ex consejero delegado de R, y  Alberto García Erauzkin, presidente de Euskaltel

en A Coruña, 31 de octubre de 2015 (05:58 CET)

Conformar el grupo hegemónico de cable en el noroeste peninsular tiene sus riesgos y Euskaltel no duda en exponerse para cerrar la adquisición de R. La operadora vasca no sólo triplicará su endeudamiento para cerrar la compra, que se elevará según sus previsiones hasta los 1.370 millones, sino que pondrá sobre la mesa casi tanto dinero como lo que vale en bolsa.

Las acciones de Euskaltel llevan unas semanas sin demasiados sobresaltos, intercambiándose entre los 10,2 y los 10,5 euros por título. Tras dos días de leve caída, cerraron sesión este viernes 10,36 euros, alcanzando una capitalización en bolsa de 1.290 millones. Son sólo 100 millones más de la valoración que hizo de R, 1.190 millones. Esa es la cuantía que tendrá que afrontar para completar el acuerdo y quedarse con la empresa gallega, si bien, unos 300 millones se computan por la asunción de la deuda de R, que pasará a Euskaltel.

Los inversores 'pasan' de la compra

Desde el anuncio del memorandum de entendimiento entre las dos operadoras, las acciones de Euskaltel no se han revalorizado prácticamente nada. En las dos semanas siguientes a que se hizo público el acuerdo, los títulos experimentaron subidas hasta alcanzar los 11,68 euros por título, lo que llevaba a Euskaltel cerca de los 1.500 millones de capitalización. Pero desde entonces, el comportamiento cayó y se estancó en torno a los 10,3 euros por título.

La digestión de R marcará el ritmo a la compañía vasca de cara a seguir aumentando su tamaño, pues tiene en el punto de mira a la asturiana Telecable, lo que consolidaría en un mismo grupo al tercer operador independiente de la cornisa cantábrica y que, al igual que la compañía gallega, está en manos de un fondo internacional, el británico Zegona.

Impacto en las cuentas

La indiferencia de los inversores respecto a la compra de R se ha reproducido también tras la presentación de resultados de la compañía presentados este jueves. Encadena desde entonces dos leves caídas. Euskaltel registró en los  en el tercer trimestre unas pérdidas de 3,3 millones que, si bien son inferiores a las del segundo semestre, distan mucho de los 25,6 millones de beneficio que obtuvo en el mismo período del mes anterior.

La compañía atribuye la caída al impacto de los costes asociados a la salida a Bolsa – operación a la que también achacaban la caída en el segundo semestre – y, por primera vez, a la compra del operador gallego de cable. Euskaltel señala que, descontando estos gastos, el beneficio neto habría sido positivo, de 36 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad