Euskaltel se la juega y triplica su deuda para hacerse con R

stop

La compañía vasca asume que se endeudará hasta los 1.370 millones al eliminar el pago en acciones a los propietarios de la operadora gallega, Abanca y el fondo CVC

Rubén Rodríguez

El presidente Alberto García Erauzkin, a la izquierda de la imagen, con el director general Fernando Ojeda, en la salida a bolsa de Euskaltel
El presidente Alberto García Erauzkin, a la izquierda de la imagen, con el director general Fernando Ojeda, en la salida a bolsa de Euskaltel

en A Coruña, 07 de octubre de 2015 (06:08 CET)

Ya hay acuerdo. Euskaltel se queda con la operadora gallega R en una operación de 1.190 millones, 45 millones más que el precio que se estableció en el primer memorandum. La compañía vasca ha cerrado los últimos flecos, la financiación, y lo ha hecho de una manera bastante distinta a la prevista. Se endeudará hasta los 1.370 millones para engullir la compañía gallega.

Euskaltel mantenía a cierre del pasado ejercicio una deuda de 330 millones, que en el primer semestre del presente curso se había elevado hasta los 417 millones. Tras la operación, se habrá triplicado, y el operador habrá asumido un importante apalancamiento. El ratio actual es de 2,6 veces sobre el ebitda, pero se situará después de la compra en cinco veces el ebitda. Es el precio por consolidar el gran operador del cable del norte, que tendrá que esperar a la digestión de R para enfilar la adquisición de la asturiana Telecable.

El problema de los fondos

Tanto endeudamiento tiene su explicación en un cambio de planes respecto a la hoja de ruta inicial, en la que se pretendía pagar una parte en efectivo a Abanca y a CVC y otra en acciones. La venta reportaría al fondo 420 millones en líquido y cerca del 10% de Euskaltel. Para Abanca quedaba otro ingreso de 180 millones más una participación en la compañía vasca que no alcanzaría el 5%, pero estaría cerca.

Ese plan quedó en nada. Euskaltel prefirió pagarlo todo en efectivo al no tener el compromiso de CVC de mantener unos mínimos de permanencia en el grupo antes de vender sus acciones. La entrada de Abanca se producirá a través de una ampliación de capital de 255 millones, en la que suscribirá acciones de nueva emisión por un importe de, "al menos", 80,7 millones. Los nuevos títulos están asegurados por Citi y UBS.

Así se paga R

De esta manera, Euskaltel pondrá 35 millones de su propia tesorería, obtendrá otros 600 por la vía del crédito financiero y emitirá deuda por valor de 300 millones que será suscrita por cuatro bancos. Diversificación, sí, pero también un exceso de deuda.

Hasta el punto que la empresa se compromete, en la presentación que remitió a la CNMV, ha reducir su apalancamiento en los próximos 18 meses hasta entre tres y cuatro veces el ebitda.

Ni frío ni calor en bolsa

La valoración del líder gallego del cable, en 1.190 millones, no dista demasiado de la actual capitalización bursátil de Euskaltel, situada en los 1.319 millones.

El anuncio del acuerdo, que está pendiente de aprobación por parte de Competencia y del consejo de administración, ha dejado impasibles a los inversores. Los títulos de la compañía vasca se elevaron un 1,36%, muy lejos de las subidas registradas cuando se anunció el primer preacuerdo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad