José Miguel García, CEO de Euskaltel, tras la firma del acuerdo con Virgin

Euskaltel quiere duplicar sus ingresos en cinco años con Virgin

El plan estratégico de la dueña de R y Telecable prevé facturar entre 1.200 millones y 1.300 millones en 2025, un 90% más

Euskaltel quiere duplicar su cifra de negocio en cinco años. Ese es el plan de la nueva directiva, capitaneada por José Miguel García, gracias a la expansión por España de la marca Virgin, el objetivo principal de Zegona cuando se hizo con la mayoría accionarial del grupo propietario de R y Telecable.

En una presentación enviada a la CNMV, Euskaltel prevé que su volumen de negocio pase de los 685 millones de 2019 a un rango entre 1.200 y 1.300 millones en 2025, lo que supondría un incremento del 90% en seis años y del 80% desde los 710 millones con los que prevé concluir 2020.

Para este objetivo, la compañía planifica una ambiciosa expansión por el mercado doméstico, hasta ahora concentrado en la franja norte del Estado, con Galicia, Asturias y País Vasco como principales plazas. Euskaltel prevé alcanzar los 1,5 millones de clientes en banda ancha fija, frente a los 670.000 de 2019 y los 700.000 o 730.000 con los que acabará este ejercicio.

En servicios móviles también prevé duplicar cifras, pasando de los 1,16 millones a 3,2 millones en 2025, cerrando el actual curso con entre 1,3 millones y 1,5 millones de clientes.

Estima que su ebitda mejorará en este periodo hasta situarse entre los 470 y los 520 millones, frente a los 345 millones con los que acabó 2019.

Euskaltel defiende los cambios organizativos

La compañía pone en valor los cambios realizados a nivel organizativo desde la irrupción de Zegona y del nuevo consejero delegado como muestra de una estructura sólida para encarar la expansión. Por un lado, saca pecho por su fiabilidad como proveedor de servicios avanzados B2B a clientes como Estrella Galicia, Gadisa, Abanca, Calvo, Jealsa o la propia Xunta. Por otro, asegura que la nueva “organización integrada única” reduce la complejidad y aumenta las sinergias dentro del grupo con las cuatro marcas existentes, una vez sumada Virgin.

“La estructura fue diseñada para apoyar la expansión”, asegura Euskaltel, que generó fuerte controversia en Galicia por la deslocalización de subcontratas y, en consecuencia, de empleo, hacia Asturias.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad