Euskaltel calca la estrategia que siguió con R para engullir Telecable

stop

La compañía vasca ultima el acuerdo para integrar a la operadora asturiana abonando una parte en metálico y el resto en acciones del grupo

Sede de Euskaltel

A Coruña, 06 de febrero de 2017 (09:36 CET)

Euskaltel está muy cerca de cerrar un acuerdo con la operadora asturiana Telecable para conformar un gran grupo de telecomunicaciones en el norte peninsular, un objetivo que desde antes de la compra de R está sobre la mesa de la compañia vasca. El dueño de la empresa de cable gallega negocia con el grupo británico Zegona, propietario de Telecable, la integración de la empresa asturiana. El principal punto de desencuentro es la valoración de Telecable, pero en las últimas semanas, avanza Expansión, las posturas están ya muy cercanas.

Euskaltel calcaría con Zegona la estrategia que siguió con los socios de R, abonando una parte del pago en metálico y el resto en acciones de la compañía, con lo que el grupo británico pasaría a ser uno de los principales accionistas de Euskaltel, compartiendo espacio con Abanca.

Kutxabank tiene actualmente una suerte de 'derecho de veto' en Euksaltel al controlar más del 25% de los títulos. Los estatutos establecen que para respaldar una integración de este tipo es necesario que se apruebe por más del 75% del capital en junta de accionistas, razón por la que el visto bueno de la entidad es imprescindible para aprobar la integración.

Según informa Expansión, las diferencias respecto a la valoración de Telecable no superan más del 2%, por lo que la operacion podría cerrarse en breve. Una vez integrada la empresa asturiana, se conformaría un grupo con una facturación próxima a los 750 millones anuales, que tendría el terreno despejado para abordar una expansión por territorios como Cantabria, Navarra, La Rioja o León. 

Hemeroteca

Euskaltel
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad