Entrada al astillero de Navantia en Ferrol / E.P.

Europa impulsará la eólica marina, apuesta de Navantia y Greenalia

La Comisión Europea aspira a multiplicar por 25 la generación energética en las costas de la UE con tecnología eólica y solar

La Comisión Europea apuesta por el mar para contribuir a la descarbonización de la economía en 2050, por lo que quiere multiplicar por 25 la generación energética en las costas de la UE con tecnología eólica y solar, pasando de 12 gigavatios de capacidad en la actualidad a 300 GW a mitad de siglo.

Ese "ambicioso" objetivo, que precisará de 800.000 millones de euros de inversiones en plataformas solares flotantes y turbinas eólicas, entre otras, y ocupará el 3% de las aguas europeas, es el objetivo de la estrategia sobre la energía generada fuera de la superficie terrestre (offshore) presentada este jueves por la Comisión Europea. "La UE tiene todo lo que necesita para hacer frente al desafío. La energía renovable en alta mar ya es una verdadera historia de éxito en Europa", declaró en rueda de prensa el vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Pacto Verde, Frans Timmermans, que marcó como meta intermedia llegar a 40 GW en 2030.

Fondos europeos

En Galicia, son varias las compañías que están apostando por la eólica marina. Navantia ya ha trabajado en varios proyectos de este tipo, como es el caso de la construcción de las plataformas jackets para el proyecto que Iberdrola desarrolla en Escocia. Por otro lado, la coruñesa Greenalia tiene en marcha un proyecto de eólica marina en Canarias y prevé poner en marcha nuevos proyectos en este segmento de negocio.

La patronal sectorial WindEurope, que aspira a que el viento sea la "primera fuente de electricidad consumida en la UE hacia 2040", celebró la estrategia comunitaria y subrayó que será necesario pasar de una capacidad de producción actual de turbinas de 3 a 18 GW.

La CE también ayudaría "a movilizar fondos relevantes" para desarrollar el sector, incluyendo dinero de la partida presupuestaria de cohesión, del sistema de comercio de emisiones de CO2 o del paquete de recuperación para superar la crisis del coronavirus.

El plan de la Comisión no incluye propuestas legislativas concretas, pero Bruselas sugiere revisar las normas sobre el mercado eléctrico, las ayudas de Estado en materia energética y medioambiental y las leyes sobre energías renovables.

"Esta estrategia marca una dirección clara y establece un marco estable, que son cruciales para las autoridades públicas, los inversores y los promotores de este sector", dijo la comisaria de Energía, Kadri Simson.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad