Euroespes vuelve a cotizar y acude a la banca tras romper con su socio neozelandés

stop

Un préstamo de 1,6 millones a largo plazo corrige el fondo de maniobra negativo de la biomédica, que eleva un 18% sus ingresos en el primer semestre

El doctor Ramón Cacabelos, presidente de Euroespes

en A Coruña, 15 de noviembre de 2016 (06:33 CET)

Los planes no siempre salen bien. Eso le sucedió a Euroespes, que ha tenido que ir contra reloj para presentar sus cuentas, volver a cotizar y arreglar un fondo de maniobra negativo de 1,9 millones, que presentaba a cierre de junio. La biomédica de Bergondo estuvo suspendida de cotización en el Mercado Alternativo Bursátil casi dos semanas, debido al retraso en la presentación de sus resultados semestrales.

Este lunes, volvía a cotizar, tras entregar un balance bastante mejorado, con un crecimiento del 18% en ingresos –hasta los 1,3 millones--, una mejora del 16,1% del ebitda y un aumento de los beneficios del 38,5%. La compañía que dirige el doctor Ramón Cacabelos había justificado la demora por el "reciente cambio" en la estructura administrativa de la firma, de la que depende el cumplimiento de las obligaciones de información con el MAB, en un momento en el que, además, la compañía "se ha encontrado focalizada en consolidar el plan de crecimiento que está llevando la sociedad desde finales de 2014".

Vuelta a la financiación bancaria

El informe del primer semestre del año da cuenta de las dificultades que atravesó la compañía tras`pactar con Red Apple. El plan era entregar al fondo neozelandés el 15,5% del capital por 750.000 euros y conseguir líneas de financiación por un valor conjunto de 3,2 millones, que permitirían a la empresa gallega liquidar pasivos y acometer inversiones.

Nada de eso se produjo. La demora en el pago por parte de Red Apple hizo que Euroespes cancelara el acuerdo y fuera desde entonces contra la bocina. De hecho, llegó al 31 de junio con un fondo de maniobra negativo de 1,9 millones del que dio cuenta el auditor en un párrafo de énfasis.

Para compensar la relación frustrada con Red Apple, la biomédica recurrió a los clásicos y llamó a las puertas de la banca. El 31 de octubre formalizó un préstamo a largo plazo por valor de 1,6 millones, que le permitió cancelar créditos financieros y otras deudas a corto plazo reduciendo significativamente el fondo de maniobra negativo.

Venta de autocartera para compensar deuda

Junto a esta medida, también canceló una deuda que arrastraba desde 2013 con la empresa IABRA y de la que quedaban por abonar casi 136.000 euros. La empresa entregó 155.888 acciones como compensación del importe pendiente de pagar, reduciendo así su abultada autocartera.

La adquisición de la participación que tenían Rodrigo y Patricia Marchal --hijos del que fuera propietario de Leche Celta, Antonio Marchal-- en 2014 y tras una sonada guerra entre accionistas, fue el motivo que disparó la autocartera de la empresa que, a cierre de junio, se situaba en el 15,5% a cierre del semestre. Actualmente ya está por debajo del 10%.

Plan de internacionalización

El plan de negocio de Euroespes requiere de liquidez, ya no solo por las necesidades monetarias que exige la investigación biomédica, sino también porque la empresa está reforzando notablemente su red y ha puesto en marcha un plan de internacionalización para Europa y América.

De hecho, en junio ha contratado personal "altamente cualificado" para la dirección comercial y otras áreas, como comunicación y mercadotecnica o calidad y desarrollo, con el objetivo de elaborar estrategias de expansión en cada área de negocio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad