Euroespes tacha de “reprobable” la conducta de su primer accionista

stop

El actual consejo de administración estudia las acciones de responsabilidad civil a emprender contra Rodrigo Marchal, de Inversiones Portichol

El doctor Ramón Cacabelos, presidente de Euroespes

01 de octubre de 2013 (21:12 CET)

La guerra dentro de accionariado de Euroespes está servida. Tal y como adelantó Economía Digital, en la última junta de accionistas de la biomédica celebrada en junio, de la que salió un nuevo consejo de administración presidido por el doctor Ramón Cacabelos, se aprobó por mayoría emprender una “acción de responsabilidad social contra el consejero Rodrigo Marchal”. Se trata del representante de la coruñesa Inversiones Portichol, primer accionista de la compañía con un 23,7% del capital.

En la actualidad, las acciones legales todavía no se han emprendido. Según indican fuentes de la firma con sede en Bergondo están siendo analizadas por el consejo. La medida fue motivada debido a que “la junta de accionistas considera que la conducta del accionista Marchal, en representación del grupo Portichol, es reprobable”.

A pesar de ser el primer accionista por volumen de títulos, las mismas fuentes aseguran que su peso en la institución a la hora de la toma de decisiones es “mínima”.

Euroespes Biotecnológica

No obstante, otra causalidad viene a sumarse al conflicto que parece instaurado dentro de la biomédica, que ha llevado a cabo pioneros estudios contra el alzheimer. Rodrigo Marchal no sólo es el primer accionista de Euroespes, sino que también es el presidente de una de sus principales filiales: Euroespes Biotecnología, donde su participación es mayoritaria. Una firma muy codiciada, ya que atesora la mayor base privada de datos genéticos de España, con cerca de 10.000 muestras y referencias.

Rodrigo Marchal, hijo del que en su día fue presidente de la láctea Celta, Antonio Marchal, llegó a la presidencia de esta filial en enero, después de que Cacabelos dimitiese de su cargo. Desde Euroespes descartan, no obstante, que la situación que el accionista vive en la matriz del grupo pueda afectar de modo alguno al funcionamiento de la biotecnológica.

“Marchal es el presidente de Euroespes Biotecnología. Él es plenamente responsable de la estrategia empresarial de la sociedad, que nada tiene que ver con Euroespes”, explican.

Cacabelos no firmó las cuentas

No obstante, las últimas cuentas de Euroespes Biotecnología correspondientes al año 2012 no contaron con la firma del doctor Cacabelos en calidad de consejero. ¿Qué es lo que motivó esta decisión?

El rechazo a firmar las cuentas se produjo porque “la propuesta de cuentas planteada por el nuevo consejo de administración no fue contrastada con el equipo directivo saliente y no se ajustaba a los criterios establecidos por este”.

Planes de expansión

A tenor de todo lo expuesto, parece que las aguas no bajan calmas en la conocida biomédica. Sin embargo, esta situación no parece, en teoría, afectar a sus planes de crecimiento. El nuevo consejo de administración ha iniciado un “plan de reestructuración global de la empresa” que se basa en una importante expansión tanto a nivel nacional como internacional basada en las investigaciones pioneras acometidas en los terrenos de la medicina genómica y farmacogenónica.

Euroespes ha comunicado recientemente al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) sus resultados correspondientes al primer semestre del año. Hasta junio, la compañía acumuló unos números rojos de 182.886 euros, frente a los 643.000 en negativo con los que cerró el ejercicio 2012.

No obstante, fue a partir de junio, cuando el nuevo consejo puso en marcha su plan de reestructuración que, según indican, ha mejorado los resultados en un 20%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad