Estrella Galicia ya crece más que Heineken y Damm

stop

RESULTADOS

Ignacio Rivera, consejero delegado de Estrella Galicia

A Coruña, 11 de marzo de 2015 (00:27 CET)

Aún falta mucho para salir de la crisis, pero ya hay signos de recuperación, uno de ellos, que la gente "vuelve a los bares". Esa fue una de las afirmaciones que el consejero delegado de Hijos de Rivera, Ignacio Rivera, realizó durante la presentación de sus resultados anuales. Las cifras dejan clara una cosa. La cerveza Estrella Galicia triunfa más allá las de las fronteras del Padornelo, y se ha convertido en la que más ha crecido porcentualmente en España de entre las grandes marcas que se comercializan. Más incluso que Damm o que Heineken, los primeros productores del país junto con Mahou.

Hijos de Rivera ha alcanzado cifras récord en 2014. Facturó 280 millones de euros, casi un 22% más que el año anterior. En doce meses consiguió aumentar sus ingresos en 50 millones de euros, lo que para la compañía coruñesa es todo un hito. La producción de cerveza también se ha disparado por la mayor demanda. La compañía vendió 173 millones de litros de cerveza, un 21% más que el ejercicio anterior y un 72% más que en 2009.

Expansión española

Ignacio Rivera dejó claro el buen comportamiento de la cerveza Estrella Galicia y el resto de variedades del grupo. Ha ganado terreno no sólo en la comunidad gallega, en donde, a pesar de prácticamente copar el mercado, la facturación se ha incrementado un 5%. La bebida alcohólica ha pegado un arreón en otras zonas de España, como Euskadi, Cataluña, Madrid, Levante o Andalucía. A pesar de ser un cerveza premium, de una mayor calidad que se traduce en el precio, las cervezas de Rivera tienen su principal mercado, por el momento, en la hostelería.

Los datos revelan a las claras que el pasado ha sido un año triunfal. La media de crecimiento del sector ha sido del 2%, mientras Hijos de Rivera ha medrado un 20%. Eso se ha traducido en una mejora de la cuota de mercado, que en España ha pasado del 5% al 7%.

Damm y Heineken

Hijos de Rivera es el tercer productor de cerveza de España, aunque a una distancia muy considerable de dos monstruos como son Damm y Heineken España, sin embargo, en términos porcentuales, la compañía gallega ha crecido más.

El grupo cervecero Damm ganó en 2014 un total de 78,5 millones de euros, un 12,1% más que en 2013. Sin embargo, su facturación apenas creció un 0,4%, hasta los 912,8 millones de euros, según los datos remitidos a la CNMV por la compañía del hombre que trató de hacerse con Pescanova, Demetrio Carceller.

Heineken España que, entre otras, comercializa productos como la cerveza de su mismo nombre, la Cruzcampo o Amstel, también volvió a crecer durante 2014, pero no en las magnitudes de Hijos de Rivera. Tras dos ejercicios de moderadas caídas (1,8% en 2013 y 2,2% en 2012), la filial española ha recuperado sus volúmenes de producción hasta superar los 10 millones de hectolitros de cerveza. Un incremento de su producción del 4,1%, frente al 21% de Hijos de Rivera.

Ebitda de 78,5 millones

Dentro del plan estratégico 2015-2017 del grupo coruñés, el objetivo está en poder llegar a una producción de 300 millones de litros de cerveza al año tras ampliar la capacidad de la factoría de A Grela.

Todavía no se conocen las cifras alcanzadas en 2014 por el primer productor de España de cerveza, el grupo Mahou-San Miguel, si bien en 2013 a facturación cayó un 4,6% hasta los 1.118 millones de euros y el beneficio de explotación quedó en 165 millones, con una caída del 5,7%.

Hijos de Rivera no ha dado a conocer la cifra de beneficios obtenida a lo largo del pasado año, aunque si ebitda (resultado antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones) fue de 78,5 millones, un 19,2% más que en 2013.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad