Zidane tiene un plan para el clásico que deja a Messi tocado de muerte | EFE

Este es el cerebro digital que vigila a los jugadores del Barça

stop

Atomian desarrolla un modelo de inteligencia artificial que replica las funciones del cerebro para gestionar el big data. El FC Barcelona ya lo está probando

Barcelona, 15 de julio de 2017 (11:55 CET)

El problema del ‘big data’ reside en su nombre: es demasiado grande. Son miles, en ocasiones millones de datos que su gestión insume dinero y tiempo. La inteligencia artificial tiene como meta replicar las funciones del cerebro. Hasta que no se sepa exactamente cómo las neuronas generan conocimiento, este órgano humano no se podrá copiar. Pero sí se podrá imitar cada vez con más fidelidad.

Esta es la propuesta de Atomian, una empresa tecnológica de Barcelona creada hace 15 años: desarrollaron una tecnología de inteligencia artificial que replica las funciones cognitivas del cerebro, y que permite “humanizar los datos” y dar en segundos respuestas que con otros programas se tardarían horas, precisa Josep Rodríguez, socio de la firma y director del área Healthcare.

¿Qué significa humanizar los datos? En un centro de salud, con cientos de miles de datos de historias clínicas, estadísticas, registro de movimientos y anotaciones de médicos, enfermeros y administrativos, buscar datos sobre el porcentaje de pacientes con gripe o precisar cuántas personas que se hicieron análisis de sangre dieron una alta tasa de leucocitos puede insumir una gran cantidad de tiempo de análisis de estadísticas, cruzar datos y revisar historiales. Con este software, basta redactar la pregunta que la respuesta saldrá en segundos, detalla Rodríguez.

El sistema Atomian replica las funciones cognitivas del cerebro para agilizar la gestión de la de información

La clave del sistema se basa en que este programa trabaja con “átomos de conocimiento”. Esta son pequeñas unidades de información que provienen de fuentes abiertas (bancos de datos) o cerradas (documentos de Word o PDF), que ‘alimentan’ al cerebro digital de la empresa, y permite que el sistema razone y de respuestas conclusivas: “lo que dice Atomian es ‘la’ respuesta. Si le falta información lo dirá, pero no deja respuestas a medias”, precisa Rodríguez.

La empresa fue fundada por Miquel Montero, ingeniero de software y científico de datos, en Barcelona. Actualmente está integrada por un equipo de 13 personas, y tras diversas rondas de financiación ha conseguido inversiones por 1,5 millones de euros.

Miquel Montero, fundador y consejero delegado de Atomian, que desarrolla un sistema de inteligencia artificial.
Miquel Montero, fundador y consejero delegado de Atomian.

Entre los sectores que desarrollan su programa destaca el sanitario, con clientes como CatSalut, los hospitales Clínic de Barcelona, Santa Creu i Sant Pau y el de Granollers. “Tenemos un proyecto con la Generalitat para gestionar su volumen de información. Si se quiere analizar la incidencia del ictus en la población hay que buscar en su banco de datos que tiene cerca de 200 millones de informes. En Atomian extraemos la parte de la literatura que más interesa, la ordenamos, ponemos en servidores y la entregamos al servicio del profesional”, detalla Rodríguez.

Con el FC Barcelona desarrollan un proyecto para analizar el volumen de datos que surgen del análisis de sus jugadores

La empresa catalana también tiene un proyecto con el FC Barcelona, para analizar el gigantesco volumen de datos de todos sus jugadores, de las diferentes categorías y en todos los deportes que se practican. “Cada jugador puede emitir cinco datos por segundo”, apunta el socio de Atomian, “desde su posición en el campo, la temperatura corporal, o toda la información que se captan con las cámaras”. Este volumen de big data se traslada al cerebro electrónico, y los entrenadores tardarán segundos en conocer cuál es la velocidad promedio de un jugador, o cuantos pasos da entre un punto y otro del campo del juego.

Además del área de salud, la empresa también cuenta con módulos para la banca, las aseguradoras y las agencias de viaje. Gracias a este sistema, los centros de atención al cliente pueden reducir los tiempos de consulta un 75%, con un mayor rendimiento del trabajo, indica Rodríguez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad