Stephan Ducharme. EFE

Esto es lo que Fridman pagará a aliados y enemigos en la opa por DIA

El pago de 0,67 euros por acción dará alegrías y disgustos entre los diferentes accionistas y miembros del consejo de administración

Uno de los puntos más criticados de la opa de Mikhail Fridman sobre DIA es su precio. El magnate ruso ofrece por la cadena de supermercados 0,67 euros por acción, un precio que muchos cuestionan porque consideran que la compañía vale más y porque compraron en su día a un precio mucho más elevado.

Así, durante el último mes se han formado dos bandos entre los defensores y los detractores del plan de Fridman para hacerse con DIA, que primero pagará los 296 millones de euros por el porcentaje que todavía no controla y después ampliará capital por 500 millones de euros y pondrá en marcha de su plan estratégico a cinco años, siempre que llegue a un acuerdo con la banca acreedora. 

Esto es lo que ganarán unos y otros accionistas en la opa de Fridman si deciden venderle sus acciones.

El consejo de DIA

El consejo de administración de DIA, quien se ha enfrentado a Fridman al asegurar que su plan para salvar la compañía no contaba con las suficientes garantías, se repartirá cerca de 808.886 euros entre los ocho miembros que lo componen.

El actual consejero delegado de DIA, Borja de la Cierva, se llevará 19.481 euros por su discreto de paquete de acciones, representativos del 0,005% del capital. Es el hombre que cogió las riendas de la compañía en el momento más difícil, cuando sustituyó a Antonio Coto y se convirtió en el tercer consejero delegado de DIA en menos de un año. 

Richard Golding, vicepresidente de la compañía, recibirá más de 652.910 euros; Mariano Martín Mampaso, expresidente mundial de ventas de Procter & Gamble, canjeará sus acciones por 47.187 euros, y Julián Díaz González lo hará por una cantidad muy similar: 47.149 euros.

Por último, con paquetes de acciones modestos, aparecen Maria Luisa Garaña Corces, que obtendrá 9.361 euros; Angela Lesley Spindler, que conseguirá con sus acciones 17.677 euros, y Antonio Urcelay, que recibirá 33.207 euros.

Luis Amaral (Eurocash)

El empresario portugués Luis Amaral ha sido muy crítico con Fridman. Aseguró que su oferta era demasiado barata y no reflejaba el precio real de la compañía, por lo que adelantó que votaría no a sus planes y a los del consejo de administración (ampliación de capital de 600 millones de euros asegurada por Morgan Stanley).

Amaral, dueño de la cadena de supermercados Eurocash (Polonia), tiene aproximadamente un 2% de DIA (un poco menos, según apuntan su entorno más cercano) y obtendrá 8,32 millones de euros si decide vender sus acciones.

Controla su paquete accionarial a través del family office Western Gate y gestiona parte de sus activos, valorados con 1.426 millones de euros, desde el oasis fiscal de Curazao (Antillas Neerlandesas).

Rafael del Castillo (AADD)

Rafael del Castillo es otra de las voces críticas con el plan de Fridman. Lidera la Asociación de Defensores de DIA (AADD), con la que intentó aglutinar a una significativa mayoría de accionistas minoritarios para buscar un caballero blanco contra Letterone.

Del Castillo, un empresario que fundó el diario deportivo Superdeporte, ahora en manos de Prensa Ibérica, tiene aproximadamente 300.000 acciones de DIA en su poder, por lo que recibirá 201.000 euros de manos de Letterone, si finalmente decide vender sus títulos. 

Lo curioso es que, pese a criticar a Fridman, el presidente de la AADD ganará con la venta, ya que, según explicaron a este medio, entró en DIA cuando su cotización estaba por debajo al precio que actualmente ofrece Fridman.

Gregoire Bountox

El empresario francés Gregoire Bontoux Halley lidera la conocida Sindicatura de Accionistas de DIA, un bloque de pequeños accionistas en el que realmente él tiene casi todo el porcentaje de los títulos.

Bontoux, uno de los llamados herederos de Carrefour, ha jugado al despiste en la batalla por DIA. Nunca se supo qué bando iba a escoger en la junta de accionistas cuando tocara retratarse y finalmente decidió abstenerse de todas las votaciones. 

Recibirá aproximadamente 12 millones de euros en su vehículo de inversión Naturinvest, domiciliado en Luxemburgo y a través del cual controla más de 18 millones de acciones de DIA. 

Los fondos 

La lista de fondos de inversión que hay en el capital de DIA es muy extensa. Los últimos registros oficiales que muestra la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), no obstante, solo reflejan que el capital de la cadena de supermercados en posesión de inversores extranjeros es aproximadamente del 5,25%.

El último en aparecer ha sido el hedge fund francés Boussard & Gavaudan Asset Management, que se sitúa como el tercer accionista. Notificó el 3,03% del capital de DIA (2,31% de manera directa y el resto a través de derivados) el pasado viernes 29 de marzo. Lettterone comprará sus acciones por 12,6 millones de euros.

El otro accionista que aparece en los registros del regulador es Credit Suisse, con el 2,25% de DIA. El banco suizo estuvo activo en el capital de la cadena de supermercados, incrementando y reduciendo su posición, antes de la trascendental junta de accionistas de DIA. El paquete de sus acciones lo comprará Fridman por 9,36 millones de euros.

Entre el grupo de inversores con porcentajes muy reducidos de DIA, invisibles a ojos de la CNMV, aparecen fondos norteamericanos (Dimensional Fund Advisors, Ameriprise Financial o LSV Asset Management) y europeos (Baillie Gifford y Bank Degroof Petercam). También el fondo soberano de Japón (Government Pension Investment Fund) y capital canadiense (CI Investments).

Un artículo de Cristian Reche

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad