¿Está más próxima la solución al conflicto entre Repsol y Argentina?

stop

La prensa de Buenos Aires asegura que Kirchner y Brufau están a punto de sellar la paz, mientras la española lo niega

04 de marzo de 2013 (21:41 CET)

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de Repsol, Antoni Brufau, estarían más próximos a sellar la paz por el conflicto abierto tras la expropiación de YPF hace un año, según informó el lunes la prensa bonaerense, que se hace eco de filtraciones oficiales sobre ese supuesto acercamiento. Las bolsas del país han dado credibilidad a esas noticias y han premiado a los títulos de YPF con fuertes subidas.

Repsol ha desmentido que haya novedades. En cambio, la petrolera argentina da por avanzado el acuerdo. Supondría que la indemnización de 4.600 millones de euros (unos 6.000 millones de dólares), que el gobierno Kirchner pagaría a Repsol por la confiscación de sus acciones, se invertiría íntegramente en el yacimiento de Vaca Muerta. La zona es uno de los mayores campos petroleros del mundo. A cambio, Repsol se garantizaría una parte minoritaria de los derechos de explotación.

Solución de compromiso


La cesión de una parte del potencial yacimiento es, a decir de los analistas, la única salida del gobierno argentino para el pago de la indemnización, puesto que las arcas públicas no tienen disponibilidad de fondos para hacerle frente. Además, la entrada de Repsol en ese negocio resolvería un conflicto empresarial con grandes derivaciones diplomáticas y restituiría la confianza en la seguridad jurídica del país.

Esa fue una de las razones para que las acciones de YPF registraran un gran impulso en la bolsa de Nueva York. También los títulos de Repsol se revalorizaron más de un 2%.

Mediación de un accionista

La Nación informa de que Caixabank habría mediado en el conflicto para conciliar posturas. El banco catalán se ha mostrado partidario de que, en paralelo a las acciones judiciales emprendidas por Brufau en la corte de mediación internacional, se desarrollen conversaciones para solucionar la disputa de la manera menos traumática y lo más diplomaticamente posible. Caixabank es el primer accionista de Repsol, con el 12,7% del capital. El grupo bancario no ha querido confirmar la participación de su presidente, Isidro Fainé, en los contactos, tal y como destacaban los medios del país andino.

Fuentes empresariales señalaron, no obstante, que de existir avances hacia la resolución del conflicto estos serían muy incipientes y poco concretos.

La vía judicial sigue abierta, según los portavoces de Repsol. Además aseguran que “ningún miembro del consejo de administración ha negociado con Argentina”. El Banco Mundial, donde se arbitra la confiscación de las acciones de YPF, analiza si el 51% de la petrolera argentina vale 10.500 millones. Esa cantidad es la que, inicialmente, pidió la petrolera española en compensación por la expropiación de sus títulos. A ellos cabría sumar, según la demanda, las cantidades derivadas del lucro cesante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad