España y Brasil reclaman a Calvo casi 25 millones en impuestos y sanciones

stop

El mercado carioca se ha convertido en estratégico para el grupo conservero ya que sus ventas se incrementaron allí un 29% el pasado ejercicio

Presentación de los resultados del Grupo Calvo correspondientes al ejercicio 2013 | EFE

14 de noviembre de 2014 (23:45 CET)

La conservera con sede en Carballo Calvo va viento en popa. El holding de la compañía gallega, Luis Calvo Sanz, finalizó el pasado ejercicio con una facturación de 711,9 millones de euros, frente a los 640 millones registrados un año antes, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. El resultado consolidado del grupo superó los 12,3 millones de euros. No obstante, las buenas cifras de la compañía no la salvan de que autoridades de varios países tengan diversos ejercicios de la multinacional sujetos a revisión.

En concreto, y de acuerdo con la memoria anual de la compañía, en el apartado correspondiente a provisiones, el grupo explica que su sociedad dependiente en Brasil, GDC Alimentos, que pasa por ser la mayor empresa de atún y sardina enlatada del país, tenía abiertos, a finales de 2013, “numerosas reclamaciones de naturaleza fiscal, mercantil y laboral por una cuantía máxima de 47 millones de reales brasileños (14,67 millones de euros)”.

Provisiones de 233.000 euros en Brasil


No obstante, los administradores estiman que “el desenlace probable de dichos procedimientos únicamente se derivará en un pasivo por importe de 233.000 euros”. Es por eso que, a 31 de diciembre del pasado año, mantenía registrada una provisión por este concepto de igual importe.

Además, de acuerdo con su memoria, en febrero de este año, el Ministerio Público de la región de Santa Catarina, en Brasil, reclamó a GDC Alimentos el cobro anticipado de unos cuotas adeudadas por la sociedad por importe aproximado de 26 millones de reales brasileños, unos ocho millones de euros. Según explica la compañía, esta cantidad, “en condiciones normales” se habría ido amortizando hasta 2016. “La reclamación se encuentra en su estado inicial, si bien los administradores de la sociedad, en base a la opinión de sus asesores legales, consideran que no se pondrá de manifiesto quebranto patrimonial alguno para el grupo derivado del desenlace de la misma”.

Mercado estratégico

A pesar de las reclamaciones de diversos organismos brasileños, el país americano se ha convertido en un mercado estratégico para la conservera gallega. Presente en más de 70 países en todo el mundo, Brasil fue el territorio en donde más crecieron sus ventas el pasado ejercicio, en concreto un 29% con respecto a 2012.

En España, el grupo consolidado de conservas tenía, el pasado año, abiertos a inspección fiscal los últimos cuatro ejercicios para todos los impuestos que le son de aplicación. Adicionalmente, según explica, en 2011, la matriz del grupo, Luis Calvo Sanz, así como las sociedades Calvo Conservas, Calvo Distribución Alimentaria y Calvo Pesca recibieron “comunicación del inicio de actuaciones de comprobación e investigación” por parte de la Dependencia de Control Tributario y Aduanero de la Delegación de Grandes Contribuyentes.

En concreto, se procedió a revisar el impuesto de sociedades de los ejercicios 2006 a 2008, así como el IVA, el IRPF y el Impuesto sobre la Renta de No Residentes de 2007 y 2008.

Expediente sancionador en España

El grupo explica que las inspecciones sobre IVA y renta finalizaron el pasado año sin generar quebranto patrimonial alguno. Distinto fue el caso con el Impuesto de Sociedades. En julio del pasado año, la Delegación de Grandes Contribuyentes notificó el acuerdo de liquidación, ante el que Calvo interpuso un recurso administrativo. Además, “el 3 de octubre de 2013 se notificó el inicio de un expediente sancionador con una propuesta de 2,9 millones de euros”.

Esta propuesta de sanción, a fecha de la formulación de las últimas cuentas anuales, se encontraba pendiente de reclamación por parte de la multinacional conservera. Indica, no obstante, que no cree que “la resolución final de estos asuntos pueda generar quebranto patrimonial significativo, dado que los mismos se encuentran adecuadamente provisionados”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad