España hace estornudar a Textil Lonia: gana un 17% menos 

stop

Las ventas la compañía de Purificación García y Carolina Herrera se estancan debido a la caída de consumo en el mercado peninsular

La diseñadora Carolina Herrera | EFE

en A Coruña, 08 de abril de 2015 (22:48 CET)

La excelente progresión de Textil Lonia, la compañía de la familia Domínguez que gestiona las marcas Purificación García y Carolina Herrera, ha dado un frenazo. La expansión internacional ha castigado sus beneficios y la contracción del consumo en España ha congelado sus ventas en 2014. A pesar de ello, la dirección del segundo mayor grupo textil gallego después de Inditex se muestra optimista de cara a este año porque, de hecho, las cifras de facturación están mejorando, mes a mes, las ventas del curso anterior.

En el fondo, el paisaje no es negativo para la empresa que fundaron los hermanos de Adolfo Domínguez y que acaba de recibir en su consejo a la familia Puig, que se hizo con un 25% del capital que estaba en manos de Louis Vuitton. Las ventas se mantuvieron en los 253,83, un 1% menos, debido, fundamentalmente, a la "disminución del consumo en el mercado español". Precisamente, que España y Portugal flaqueen menos de lo que lo hacían llena de esperanza al grupo de cara a mejorar las cifras en el presente ejercicio.

Casi 30 tiendas nuevas por año

Pero el dato más llamativo es la merma en los beneficios. Textil Lonia cerró 2014 con unas ganancias de 30,39 millones, un descenso del 17% respecto al año anterior. En el balance ha influido el esfuerzo de la empresa en su proceso de expansión. Las filiales del grupo en México, Reino Unido, Francia, Corea del Sur, Japón, China y Singapur, de reciente creación, cerraron el año en pérdidas, informa el portal Moda.es

La intención de la compañía ourensana es continuar con la apuesta. Prevé incorporar a lo largo de este año cerca de 30 puntos de venta, un ritmo similar al del ejercicio 2014, que completó con 539 establecimientos entre tiendas propias, franquicias y córners, 23 más que un año antes.

El resultado de explotación también cayó desde los 52,31 millones de 2013 a los 47,77 millones.

Mejor que las previsiones

¿Por qué es optimista la empresa? Fundamentalmente, porque confía en la recuperación del mercado en España y Portugal, pero también porque, según indica, los resultados de ventas fueron mejores de lo esperado para sus dos enseñas.

Carolina Herrera contaba con 22 tiendas propias, 52 franquicias y 183 córners. Acaba de reforzar su presencia en Estados Unidos con dos nuevos puntos de venta en Washington y Boston. Por su parte, Purificación García repartía mantenía a cierre de ejercicio 50 tiendas propias, 15 franquicias y 183 corners. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad