Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca durante su intervención en el Foro La Toja

Escotet: “Europa y América deben tender puentes, no barreras”

El presidente de Abanca hace un llamamiento a reforzar las instituciones y pide reformas estructurales para "reactivar" el crecimiento en la UE

Europa y América se encuentran separadas por el Oceano Atlántico y sus casi 6.000 kilómetros de mar. Una distancia que, lejos de ser insalvable, puede achicarse con las oportunidades que brinda la cuarta revolución industrial. Así lo ha asegurado el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, durante la intervención con la que ha abierto la tercera jornada del Foro La Toja-Vínculo Atlántico.

El méximo responsable de la principal entidad gallega ha abogado por “tender nuevos puentes” entre ambos continentes en lugar de nuevas “barreras” -en referencia a la guerra comercial de Donald Trump, que ahora también golpea a los alimentos gallegos- que añadan otro “factor de volatilidad adicional”, que se sume a otros como “la tensión en Irán, el brexit o las asimetrías en el ciclo económico entre Europa y Estados Unidos”.

Sobre esto último ha recalcado que mientras que Estados Unidos crece a una media del 3,9% anual en los últimos años, en la Unión Europea, por el contrario, esta tasa se reduce al 2%, algo que, a su juicio, dificulta la “convergencia de políticas” aplicadas a uno y otro lado del Océano Atlántico.

Los focos de incertidumbre

Escotet, que el pasado mes de febrero presentó el plan estratégico de Abanca en Miami (el lugar escogido para inaugurar su primera oficina en suelo norteamericano), ha advertido, eso sí, de los riesgos en los que se adentra el mundo de la mano de la nueva revolución digital. En particular, la digitalización “dispara la velocidad de transmisión de cualquier shock”, ha asegurado Escotet.

Ante esta situación de incertidumbres, pero también de oportunidades para estrechar nuevos lazos y lograr un crecimiento económico más robusto, el presidente de Abanca ha puesto en valor la, a su juicio, necesaria “fortaleza” que requieren las instituciones para generar confianza en entornos volátiles.

La necesidad de reformas

Tras lamentar que la recuperación económico se haya debido en buena parte a las inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo, Escotet ha reclamado profundizar en las reformas estructurales, no solo en España sino en toda la Unión Europea. EN particular, ha reclamado más cohesión social, una política de inmigración (especialmente junto a América Latina) para hacer frente a la baja natalidad, una política fiscal común y más inversión en I+D -partida a la que Estados Unidos destina "34 veces" más recursos que España, según ha asegurado- para “reactivar” el crecimiento en el Viejo Continente y acercarse a las tasas de crecimiento de Estados Unidos.

En lo referente a la agenda reformista, Escotet se refirió a la situación de Portugal, país en el que Abanca ha desembarcado con la integración de Deutsche Bank hasta irrumpir en su top 10 bancario, y ha puesto en valor la “oportunidad” que supone para un mercado exterior gallego al que ahora le pasa factura la incertidumbre por el Brexit y la guerra comercial iniciada por la Administración Trump.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad