Escotet acomete su primera reestructuración en Abanca

stop

La sociedad cartera Caixanova Invest, que posee una participación del 11,6% en Itínere, acuerda una reducción de capital de casi 200 millones para compensar pérdidas

Juan Carlos Escotet en la presentación de Abanca | EFE

10 de julio de 2014 (21:57 CET)

A finales de junio el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) traspasó de forma oficial la antigua Novagalicia a Banesco, el grupo venezolano de Juan Carlos Escotet. El vicepresidente de Abanca y el nuevo equipo directivo que lleva las riendas de la entidad se han puesto manos a la obra y en ese corto espacio de tiempo ya ha tenido lugar la primera reestructuración para sanear una de las filiales de la financiera. En concreto, Caixanova Invest SCR de Régimen Simplificado SA, una sociedad cartera heredada de los tiempos de la caja del sur de Julio Fernández Gayoso y que tiene como socio único a NCG Corporación Industrial SL. Según datos del Registro Mercantil, la junta general de accionistas de la compañía acordó el pasado 30 de junio, días después del desembarco de los nuevos propietarios, acometer una reducción de capital por valor de 199,5 millones de euros.

Tras la reducción de capital, Caixanova Invest, que contaba con un capital social de 362 millones de euros se queda en 162,17 millones. La operación se ha llevado a cabo mediante la disminución del valor nominal de cada una de las 362.000 acciones que componen el capital social de la filial, desde los 1.000 euros por acción, a los actuales 448 euros por título. El objetivo es “restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad disminuido a causa de las pérdidas”.

Números rojos en 2013

En concreto, según la Memoria Anual de Novagalicia Banco correspondiente al año 2013, Caixanova Invest cerró el pasado ejercicio con unos números rojos de 89,8 millones de euros. Además, acumulaba unas reservas negativas de 120,2 millones de euros. Desde Abanca explican que la disminución de capital no tiene otro efecto que compensar las pérdidas de la sociedad y que no será necesaria ninguna aportación de fondos adicional en la sociedad.

Aunque la actividad de Caixanova Invest se ha reducido considerablemente en los últimos años, es una de las sociedades de la nueva Abanca que figura en el accionariado de Itínere, el dueño de Audasa, la concesionaria de la AP-9, que actualmente busca nuevo comprador. La antigua Novagalicia posee un 23,8% del capital de la compañía, en el que también figuran Sacyr, Citi y otros bancos. NCG Corporación Industrial es titular de un 12,20% de la participación del banco gallego, mientras que Caixanova Invest mantenía a finales del pasado año un 11,6%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad