Epifanio Campo reestructura su grupo empresarial

stop

El ejecutivo acomete varias absorciones en sus sociedades, con lo que reduce el número de firmas que representan sus negocios

Epifanio Campo al lado de la imagen de una de las factorías del grupo en Sanxenxo

A Coruña, 11 de febrero de 2015 (00:00 CET)

Epifanio Campo, uno de los empresarios gallegos más prósperos de las últimas décadas y socio de excepción en muchos proyectos de otras fortunas como Manuel Jove o Manuel Añón, afronta la reordenación de su grupo familiar. El empresario está adelgazando las sociedades que conforman su grupo mediante fusiones.

De hecho, según se recoge en el Registro Mercantil, el pasado 1 de enero se aprobó en junta general de accionistas la absorción de las sociedades Cerámica Campo Sáez y Puente Lendo por parte de Epifanio Campo SL.

La absorción se llevará a cabo mediante una transmisión patrimonial de las sociedades absorbidas que posteriormente serán disueltas sin liquidación.

Adelgaza la estructura de su grupo

Pero este no ha sido el único movimiento. El grupo del empresario pontevedrés también ha informado de que otra de sus empresas, Nueva Cerámica Campo SL absorberá Refractarios Campos.

El empresario adelgaza, por lo menos sobre el papel, la estructura de su grupo que, en los últimos tiempos ya ha ido acometiendo pequeños cambios que dan lugar a la idea de una sucesión tranquila.

Relevo tranquilo

El pasado año su hijo, Jacobo Campo Sáez, fue nombrado apoderado de Rodonita, el principal vehículo inversor del empresario. Además, otro de sus vástagos, en este caso su hija Blanca tiene tareas de responsabilidad en firmas participadas como Eólicos da Mariña, Eólicos do Morrazo, Sociedades Eólica de Ourol e Inversiones Hosteleras de Galicia.

Epifanio Campo era uno de los principales accionistas del Banco Gallego, donde controlaba un 11,58%, hasta su nacionalización y posterior subasta al Sabadell. Campo era un accionista histórico del Gallego, y su entrada se remonta a la conformación de un grupo accionarial que accedió al capital de la entidad en los años noventa a través del Banco 21.

Desde el ladrillo al eólico

Campo litiga actualmente con el Estado en los tribunales a raíz de que el Fondo de Reestructuración Ordenada de la Banca (FROB) realizase una operación acordeón (reducción a cero del capital y posterior ampliación) para asumir sus pérdidas acumuladas, pasando en su totalidad a manos del Estado. En su día, Campo entró en el negocio eólico junto a Manuel Jove y Elecnor. Con base de operaciones entre Sanxenxo y A Laracha, la familia Campo levantó su grupo sobre actividades como la minería, la pizarra, las canteras y la fabricación de ladrillos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad