Entra en liquidación la quinta inmobiliaria gallega de Joaquín Torres, el arquitecto de las estrellas

stop

Obras y otras cosas se suma a otras cuatro sociedades del famoso diseñador de viviendas de lujo que desaparecieron en los últimos años

Joaquín Torres en el IVAM

en A Coruña, 10 de marzo de 2016 (05:20 CET)

Se hizo famoso haciendo casas para famosos y con alguna aparición emotiva en los platós de televisión. Joaquín Torres, el prestigioso fundador del estudio de arquitectura A-Cero, ve como el conglomerado de sociedades que gestionaba en Galicia va perdiendo poco a poco unidades.

La familia tiene en suelo gallego dos patas. Por un lado su hermano, Julio Torres, administrador de la sociedad familiar Cartera Kairos, a su vez propietaria de Ferrol biocarburantes, un proyecto de biocombustibles que desembarcó en Ferrolterra el año pasado y del que, por el momento, nada se sabe.

Por otro lado está Joaquín, que creó una constelación de sociedades, en su mayoría promotoras inmobiliarias, aunque también empresas de inversión, construcción o interiorismo, un entramado para ofrecer un servicio integral a las bondades del ladrillo.

Una liquidación tras otra

La quincena de sociedades que llegó a controlar en Galicia el popular arquitecto van poco a poco desapareciendo. La última ha sido Obras y otras cosas, una sociedad domiciliada en A Coruña y dedicada a la "promoción, gestión y desarrollo de operaciones inmobiliarias", añadiendo a su objeto social también la "construcción de fincas y edificios".

El Registro Mercantil recoge la entrada en liquidación de la sociedad con fecha del 1 de marzo de este año tras no poder levantar el concurso de acreedores en el que cayó a comienzos del año pasado.

Cinco sociedades menos en el ladrillo

Obras y otras cosas, sociedad que Joaquín Torres creó junto al socio con el que montó su estudio de arquitectura, Alberto Peris, no es una excepción. El 18 de octubre pasado entró en liquidación la inmobiliaria Inmocee, también controlada por Torres; le sucedió lo mismo a Inversiones y otras cosas, que a pesar del nombre también tenía como objeto social la promoción inmobiliaria. Entró en liquidación en verano de 2015.

Anteriormente, el arquitecto ya había liquidado y disuelto otras dos empresas vinculadas al ladrillo, Prefabricados y Otras Cosas y Propiedades, Arrendamientos y Otras Cosas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad