El nuevo presidente de Endesa, Juan Sánchez-Calero, y el consejero delegado José Bogas (izq.), durante la junta de accionistas. EFE/Chema Moya

Endesa sale de compras en Portugal mientras aplica recortes en Galicia

Endesa anuncia su interés por comprar las hidroeléctricas de EDP, mientras una manifestación pide que cesen los recortes en la térmica de As Pontes

La presentación de los resultados trimestrales de Endesa ha coincidido con una manifestación de un millar de personas en la localidad coruñesa de As Pontes, donde la compañía cuenta con una central térmica, la última que continuará en operación en Galicia después de 2020, cuando Naturgy prevé cerrar la que tiene en Meirama.

La movilización reclamó a Endesa que “no elimine los beneficios sociales de los que gozan los trabajadores en activo y los pasivos”, un numeroso grupo este último conformado principalmente por prejubilados y jubilados, aunque también por viudas o huérfanos. La plantilla defiende que los beneficios sociales obtenidos fueron a costa de “los salarios perdidos en las negociaciones del convenio”, en palabras de UGT. Sin embargo, Endesa está empeñada en retirarlos, lo que ha provocado un año de atasco en la negociación del acuerdo laboral.

Endesa tiene en el punto de mira a EDP y Viesgo

Mientras la multitudinaria concentración tenía lugar en As Pontes, el consejero delegado de la compañía, José Bogás, explicaba a los analistas los resultados trimestrales del grupo, que se cerraron con 363 millones de beneficios, un 2,4% más, y un ebitda de 928 millones.

Bogás aseguró que Endesa está abierta a adquirir activos de la portuguesa EDP, uno de los líderes eólicos de Galicia que anunció recientemente un plan de desinversiones por valor de 2.000 millones. Concretamente, el consejero delegado aseguró en la conferencia con analistas que estarían interesados en las centrales hidroeléctricas de EDP en Portugal, aunque la operación dependería de “la creación de valor para los accionistas” y, obviamente, del precio.

Endesa también estaría interesada, según Bogás, en activos de Viesgo que no adquirió Repsol en la operación de 2018, cuando se hizo con tres centrales hidroeléctricas, dos de ciclo combinado y una comercializadora con 750.000 clientes. Salir de compras está en la agenda de Endesa, teniendo como prioridades las renovables y la distribución eléctrica. El consejero delegado descartó interés alguno por ciclos combinados.


 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad