Endesa, Gas Natural y Ence lideran la compra de cuota de CO2 en Galicia por exceso de emisiones

stop

El 66% de las 50 mayores fábricas gallegas supera el techo de producción de gases de efecto invernadero

Central térmica de Endesa en As Pontes | EFE

11 de junio de 2014 (23:00 CET)

Las centrales termoeléctricas de Endesa en As Pontes, Gas Natural en Sabón y en Meirama, y la factoría de pasta de papel de Ence en Pontevedra, necesitan, entre otras grandes fábricas gallegas, comprar cuota de CO2 en el mercado europeo para nivelar su exceso de emisiones de gases de efecto invernadero y poder seguir produciendo. El déficit de cupo de estos centros industriales, que tienen una asignación individualizada y predeterminada cada año por el Ministerio de Medio Ambiente -con un período planificado hasta 2020- puede adquirirse en subastas comunitarias de aire limpio y CO2 en las que, del otro lado, las compañías que tienen excedente de derechos de contaminación lo ponen a la venta.

Las mayores plantas gallegas polucionan, en algunos casos, más de lo que se concede por ley. Tienen un margen habilitado por la normativa comunitaria y modulado por las características propias de su sector. Pero en el 70% de los casos lo sobrepasan. En algunos ejemplos, incluso ampliamente. En términos generales, durante el año 2013, según datos de la Xunta y del Ministerio de Medio Ambiente, las 50 mayores fábricas gallegas han triplicado el volumen que se les había asignado con anterioridad para cumplir con el llamado protocolo de Kioto, un convenio internacional por el que los países firmantes se avienen a reducir paulatinamente su contaminación aérea. Con un poco más de detalle, se observa que han incumplido 33 de las 50 grandes plantas gallegas de producción.

Récord pulverizado

Las que han pulverizado su techo son la central térmica de As Pontes (6,6 millones de toneladas), que produce el equivalente al 60% de la energía eléctrica que necesita Galicia, y la planta de Gas Natural en Meirama (2,2 millones de toneladas). Entre ambas suman en torno al 90% del exceso global de cuota de gases de efecto invernadero. Haciendo otra lectura, si los derechos de emisiones asignados por el Ministerio de Medio Ambiente para el año 2013 estaban fijados en poco más de 4,2 millones de toneladas de CO2, las mayores industrias gallegas han declarado 13,9 millones de toneladas. Un 300% de exceso. Los datos no los declaran las propias compañías, porque sus producciones son auditadas por empresas especializadas e independientes.

En descargo de este grupo de incumplidoras, es preciso señalar que las plantas de producción de energía eléctrica no disponen de cupo gratuito para contaminar. De modo que un solo gramo de polución sería considerado por encima del límite, que es cero. Con todo, el problema no se resuelve con el pago en dinero de los excesos de emisiones de gases de efecto invernadero. Las empresas acuden a las subasta europea a comprar de forma indirecta, porque, en realidad, el pago no corre de su cuenta y no pagan nada en este momento, según fuentes del sector. Es el Estado español el que se hace cargo por entero de todos los costes económicos que supone sobrepasar los límites prefijados. España pagó en 2012 cerca de 800 millones de euros para comprar cupos de CO2 en el mercado comunitario.

Comercio de derechos

En el listado de las compañías que tienen asignados derechos de emisiones, confeccionado en virtud de la Ley 1/2005, del régimen de comercio de derechos de emisiones de gases de efecto invernadero, figuran firmas que sobrepasan sus cupos, como Finsa (aunque en este caso de forma matizada, porque algunas de sus plantas tienen más cuota asignada que consumida), Coren, Frinsa del Noroeste, Hijos de Rivera, Industrias Losan, Feiraco, la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo, Reganosa, la refinería de petróleo de Repsol en A Coruña, la fábrica de Air Liquide, la factoría de Ferroatlántica en Dumbría, la planta de Alúmina-Aluminio, la ya citada de Ence, en Pontevedra, y Papelera de Brandía en Santiago, y Forestal del Atlántico.

Las que no lo exceden y cumplen son, entre otras: Extraco, Fibranor y Orember, del grupo Finsa, así como Megasa, las plantas de Ferroatlántica en Cee y en Sabón, la fábrica de Alcoa-Inespal, Aluminios Cortizo, Cementos Cosmos y Foresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad