Endesa e Iberdrola vetan a Gas Natural en Medgaz

stop

ENERGÍA

El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró

03 de octubre de 2012 (20:48 CET)

Las relaciones entre los tres grandes grupos eléctricos españoles siempre han sido cordiales dentro de la dura competencia que han mantenido a lo largo de los años. En la actualidad, todas están luchando por lo que ellas creen que se les debe, el déficit de tarifa. Pero también tienen encontronazos. Uno de ellos es el gasoducto Medgaz.

Endesa e Iberdrola se niegan en rotundo a que Gas Natural entre a formar parte del capital del gasoducto, la segunda entrada de gas a España tras la del Magreb, según ha podido saber Economía Digital de fuentes cercanas al consejo de Medgaz.

El grupo catalán sigue en negociaciones con su aliada, la argelina Sonatrach, para poder entrar con un 10% del negocio tras más de un año de conversaciones, según fuentes de Gas Natural. De momento, no hay una decisión tomada, algo que ya se había dado por hecho en algunos medios.

“A día de hoy, Gas Natural no ha entrado en el capital de Medgaz”, dicen estas mismas fuentes que no cierran las puertas a que la compañía pueda conseguirlo finalmente.

Cuestión de monopolio

La oposición de las eléctricas tiene una gran causa. Gas Natural “tendría un enorme monopolio en el mercado del gas español al ser también el propietario del gasoducto del Magreb”, dicen las fuentes.

Pero la negativa de las eléctricas, que poseen entre las dos un 32% del negocio, se podría venir abajo siempre y cuando el resto de socios estuviesen de acuerdo. Eso sí, cualquiera de los accionistas (Endesa, Iberdrola, Cepsa y GDF Suez) podrían ejercer el derecho de tanteo, es decir, comprar al mismo precio que ofrecería la argelina a Gas Natural.

No hay decisión

Gas Natural sigue en negociaciones con su aliado argelino, que a su vez, habla con el resto de socios de Medgaz sobre este posible acuerdo. Sonatrach sabe que Endesa e Iberdrola no quieren, y la compañía estatal magrebí no sabe cómo actuar para dejar a todos contentos.

En el caso de que Gas Natural llegara a un acuerdo para comprar el 10% del gasoducto, se daría un margen a los socios para que se pronunciasen sobre un posible derechos de tanteo, decisión que “no se ha tomado” porque aún no ha habido acuerdo.

Caos en el consejo

Una de las preocupaciones de Sonatrach es que la posible entrada de Gas Natural genere un conflicto en el seno de la compañía. Fuentes cercanas al consejo de Medgaz aseguran que si se produjese este hecho, dos de los socios estarían en desacuerdo y los enfrentamientos serían constantes.

Otra cosa es que Iberdrola y Endesa optaran por comprar el 10%. En el caso del grupo que preside Ignacio Galán, éste se convertiría en el mayor accionista del gasoducto con el 30% y la Sonatrach quedaría en un segundo plano. Algo que los argelinos tampoco desean ya que prefieren que esté en manos amigas, cuentan fuentes del sector.

Precio asequible

Medgaz estaría valorado entre 1.000 y 1.500 millones de euros por lo que el 10% de la compañía valdría en el entorno de los 150 millones, una cantidad asequible para cualquiera de las empresas energéticas, según fuentes del mercado.

El gasoducto que une España con Argelia lleva poco más 18 meses en funcionamiento y tiene una capacidad de 8.000 metros cúbicos de gas al año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad