Ence y Portucel provocan el colapso del mercado del eucalipto

stop

Los proveedores gallegos y asturianos cortan el suministro a las pasteras que bajaron los precios

Factoría de Ence en Lourizán

17 de abril de 2014 (22:34 CET)

Se consumó el motín en el sector forestal gallego. Los proveedores de Ence y de las pasteras portuguesas Portucel y Celbi han decidido parar el suministro de madera ante el anuncio de una bajada de 3,5 euros en los precios que las compañías abonarán por cada tonelada. Si el miércoles fueron los productores agrupados en Promagal los que recomendaron dejar de vender, este jueves han sido los rematantes quienes a través de un comunicado han confirmado el parón del mercado del eucalipto, al negarse a suministrar más producto de manera indefinida.

Se trata de una medida de presión en un área de negocio operada principalmente por pymes. Aunque se busca una negociación con las tres pasteras que alivie el notable impacto de la rebaja en los ingresos de las pequeñas empresas proveedoras, lo cierto es que la medida provocará el colapso del mercado del eucalipto. Quedará un pequeño suministro a dos pasteras españolas, pero escasamente significativo. Entre Ence, Portucel y la más modesta compra de Selbi, se alcanza el 90% de las ventas del sector en Galicia. Se mantiene, eso sí, el suministro de pino para madereras como Finsa.

Acuerdo de precios

A la idea que ya apuntaron los productores se han sumado los rematantes, al acusar a las compañías de acordar la bajada de precios, que se produce en una cuantía equivalente y al mismo tiempo. Solo Ence ha explicado sus motivos. Apuntó la compañía a la necesidad de compensar el  impacto de la reforma energética del Gobierno que ha mermado sus ingresos por cogeneración de energía.

En el sector no entienden que deba recaer sobre los proveedores la crisis de las renovables. Pero además, los rematantes critican que estas bajadas de precios, en el pasado, se avisaban con la suficiente antelación como para templar el impacto en los suministradores de las empresas. Esta vez no ha sido así. Muchas de las subcontratadas por Ence habían ya cerrado los acuerdos con los productores para la compra de la madera por lo que la rebaja en el precio que recibirán por su venta “las llevará a la ruina”, aseguran fuentes del sector.

Ence, cliente y competidor


Indican, también, que Ence está realizando un doble juego para tomar el control del mercado. Esta reflexión se debe a que la pastera con planta en Pontevedra y Navia compra madera directamente y con subcontratas. Los contratos que ha cerrado directamente con los productores los pagará sin aplicar la rebaja porque se firmaron antes de la bajada de precios. En el caso de las empresas subcontratadas, que ya compraron su madera a los productores para vendérsela a Ence, las condiciones han cambiado y tendrán que realizar la transacción a un precio menor, según aseguran.

“El colectivo de empresas forestales entiende que se las quiere expulsar del mercado, de las operaciones de compraventa de madera de eucalipto, para convertirlas a un corto o medio plazo en prestadoras de servicios forestales, simples subcontratas, donde el trabajo a bajos precios y a destajo se convierta en la única opción de futuro para ellas”, sentencian.

Extender la protesta

A la parálisis del suministro se han sumado los rematantes y proveedores de Asturias y Galicia. La intención de ambos colectivos es extender el paro también a las empresas suministradores de madera en Portugal.

Al igual que la agrupación de productores, Promagal, que recomendó a los propietarios dejar de vender eucalipto, también los rematantes instan a los transportistas de la madera a secundar la protesta que cortocircuitará el mercado del eucalipto en Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad