Ence y Portucel ceden ante la presión de las madereras

stop

Las pasteras, entre las que también está Celbi, se sentarán a negociar para frenar el paro en el suministro de eucalipto

La madera certificada aporta valor al monte y a las empresas

02 de mayo de 2014 (12:52 CET)

Primer acercamiento claro de Ence, Portucel y Celbi a las industrias de la madera que han frenado el suministro de eucalipto a las pasteras. El divorcio provocado por un recorte en el precio que pagan por la madera de 3,5 euros por tonelada puso en pie de guerra a cerca de 180 pymes, según las empresas proveedoras, que consideraban inasumible la rebaja. El parón en el suministro a las dos pasteras portuguesas y a Ence, que realizan casi el 90% de las compras en Galicia, se sumó al plante de varias asociaciones de propietarios agrupadas en Promagal.

Esta semana tanto Ence como Portucel y Celbi se han puesto en contacto con los representantes de las madereras para comunicar su voluntad de mantener reuniones y limar asperezas, aunque poco ha trascendido de sus intenciones negociadoras. Solo la compañía con planta en Pontevedra manifestó que necesitaba rebajar el precio que paga por la madera debido al impacto que está causando en sus cuentas la reforma energética emprendida por el Gobierno central. La pastera ha mantenido respecto al parón una política de silencio y ha optado por sentarse a negociar en cuanto recibió la petición de sus proveedores.

Reunión este viernes

Ence es, por el momento, la única que no tiene fecha cerrada para el encuentro. Ya hay día fijado, en cambio, tanto para Portucel como para Celbi, las compañías portuguesas que también aplicaron la rebaja pero, en este caso, sin explicar sus motivos. A partir de la semana que viene, comenzarán los cara a cara.

Las madereras que han secundado el paro se reunirán este viernes para decidir su postura ante la mano tendida de las pasteras. Según informaron a este medio, mantienen su voluntad para llegar a un acuerdo, "que ha sido nuestra intención desde un principio". Entre los factores más perjudiciales para los proveedores asturianos y gallegos están los contratos ya firmados con los propietarios que, si la rebaja se mantiene, venderán a un precio inferior del previsto, provocando un importante quebranto en sus previsiones de ingresos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad