Ence: "Quien quiera es libre de recurrir, pero la prórroga es firme"

stop

La compañía tiende la mano al Concello y a la sociedad para construir "entre todos" una empresa nueva

Instalaciones de Ence en Lourizán | EFE

en Pontevedra, 27 de enero de 2016 (15:02 CET)

Ence se defiende. Tras la prórroga concedida por el Gobierno central en funciones para prolongar al menos hasta 2073 su estancia en Lourizán, se presentó ante los medios arropada por los sindicatos CC.OO. y UGT, por los comités de empresa de la fábrica de Pontevedra y por empresarios, entre ellos, la patronal de la madera Confemadera, que lleva tiempo defendiendo su permanencia en Galicia para proteger los empleos indirectos que genera en el sector forestal.

Más que arrojar luz sobre datos concretos, Ence buscó tender la mano a una sociedad dividida entre los que se felicitan por los puestos de empleo preservados y los que preparan ya actos de protesta o buscan una solución para recurrir la prórroga de las instalaciones. "Vamos a construir entre todos una nueva Ence", proclamó el director de la fábrica pontevedresa, Antonio Casal, que se mostró feliz ante "la ilusionante etapa" que abre la compañía en la ría.

Seguridad jurídica

La contestación social a la prórroga, con anuncios de recursos y movilizaciones, no preocupa, por el momento, a la pastera. "Cada uno es libre de recurrir. Nosotros no estamos preocupados porque la prórroga es firme y tenemos seguridad jurídica. Además, estamos seguros de que tenemos la razón", concluye la empresa, que desde hace tiempo, casi desde que se aprobó la nueva ley de costas, comunica a sus accionistas que cumple los requisitos para continuar en sus actuales instalaciones pontevedresas.

Casal quiere poner fin a la prolongada disputa con el Concello, cuestión delicada, pues no hace nada que el alcalde Fernández Lores calificó a Ence de "peste" y a la prórroga de "verguenza" y "gamberrada". Pero la compañía insiste en construir un futuro "en colaboración" con el poder político pontevedrés para ser "el motor" del sector forestal gallego.

Los portavoces sindicales, que también participaron en la rueda de prensa, centraron el foco, precisamente, en la "política de acoso y derribo" que ejercen algunos grupos contra la empresa y los invitaron a visitar las instalaciones.

La planta de biomasa apunta a Pontevedra

Ence está convencida de que las críticas no son justas con el esfuerzo que ha realizado la compañía en mejoras medioambientales, que proseguirán con esos 61 millones que prevé destinar a la fábrica. De hecho, en la comparecencia se podía recoger el libro verde verdadeiro que editó la pastera para rebatir los argumentos contra ella relativos, por ejemplo, a la actividad contaminante y a la pérdida de empleos en el marisqueo y turismo de la ría por su presencia, entre otros.

Pero además Ence da a entender sin medias palabras que su nueva planta de biomasa tiene todas las papeletas para instalarse en Galicia. Casal dijo claramente que el lugar idóneo para esa inversión sería Pontevedra, pero que necesitan del apoyo de las administraciones, factor fundamental para seleccionar la ubicación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad