Ence produce en Pontevedra pero compra en A Coruña

stop

La adquisición de madera en la provincia supone casi la mitad de su gasto en Galicia

Imagen de la factoría de Ence / EFE

17 de noviembre de 2013 (23:24 CET)

Ence ha presentado esta semana un informe encargado a KPMG sobre su impacto económico en Galicia, una forma de reivindicarse frente al debate sobre su continuidad en Lourizán más allá de 2018, la fecha en que finaliza su concesión.

El estudio repasa el empleo que genera alrededor de su actividad la pastera o la contribución al PIB gallego, y presta especial atención a Pontevedra, el lugar donde levanta su planta y desde donde llegan mensajes que instan a su traslado. Pero KPMG también coteja el gasto de Ence en Galicia, más allá de las inversiones que realiza en su fábrica, sobre todo, en materia ambiental.

Para proveerse, la empresa que preside Juan Luis Arregui desembolsa 176,6 millones al año de los que casi la mitad, 82,3 millones, acaban en la provincia de A Coruña.

Consumidor de madera

Ence gestiona cerca de 11.000 hectáreas de bosque en Galicia y es, junto a Ence, el principal consumidor de madera de la comunidad. A pesar de contar con producción propia, su principal gasto (el 56,6% del total) es el abastecimiento de madera para su transformación en Lourizán. El resto de la cuantía se corresponde a otros suministros, transportes y servicios forestales.

A sus proveedores en A Coruña destina 82,3 millones, 27 millones más de lo que reciben anualmente por sus servicios los proveedores de Pontevedra (55 millones). En esta provincia, el gasto de la pastera se concentra en los municipios de Marín, Poio y Pontevedra, con más de 24 millones.

El otro punto clave para Ence es A Mariña lucense, donde se deja 38 millones al año en madera.

Gasto repartido

En realidad, el gasto está muy repartido. En Galicia hay más de 1.800 proveedores que abastecen a Ence y que facturan menos de 100.000 euros al año a la pastera.

Esta estructura de consumo, propiciada también por el minifundio privado en que se distribuye la propiedad del monte gallego, sirve a la compañía para reivindicar su papel en el sector forestal.

KPMG asegura que aporta el 28% del PIB forestal gallego (166 millones) y que de la actividad de Ence depende el 30% de los empleos del sector.

Debate abierto


Pero no hay que olvidar que los mensajes desde el ámbito político son, por el momento, inequívocos. Tanto en la Xunta como en el Gobierno municipal insisten en que Ence debe salir de la ría de Pontevedra. La empresa, que ha dado por sentado que la nueva Ley de Costas facilita su continuidad en Lourizán, ha aprovechado el informe para cifrar 700 millones el gasto de su traslado.

El espíritu del estudio de KPMG se entiende en este contexto y lo resumió el presidente de la compañía, Juan Luis Arregui, cuando lo presentó esta semana: “Lo haremos bien, demostrando que lo que estamos haciendo ni molesta a nadie, ni daña a nadie y encima crea 5.000 puestos de trabajo y un montón de ingresos a la administraciones", dijo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad