Ence prevé invertir un máximo de 173 millones en Pontevedra hasta 2020

stop

La cifra puede aumentar si la empresa opta por Galicia para desarrollar la planta de biomasa de 40 MW, que cada vez tiene más 'novias'

Instalaciones de Ence en Lourizán

en A Coruña, 15 de febrero de 2016 (23:42 CET)

La continuidad de la planta de Ence en Pontevedra, después de que el Gobierno en funciones le prorrogase la concesión 60 años más, va a suponer una revolución en las instalaciones de Lourizán que se traducirá en una inversión que podría alcanzar los 173 millones de euros.

En la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con motivo del cierre del ejercicio 2015, la compañía pastera destacaba en su plan estratégico 2016-2020, ya en marcha, una partida conjunta de 320 millones de euros para las plantas de Pontevedra y Navia.

De esta cantidad, 61 millones de euros corresponden a inversiones derivadas de la renovación de la concesión en Pontevedra, como son la mejora de la eficiencia y el aumento de la capacidad de la planta (30 M€), el nuevo ciclo de tratamiento de agua (15 M€), mejoras de tipo medioambiental (12 M€) y proyectos de integración paisajística (4 M€).

Reflejo de Navia

Otra partida nada desdeñable, de 74 millones de euros, se destinará a replicar el modelo de Navia, aumentando la producción a niveles semejantes a los de la planta asturiana, que produce 150.000 toneladas más al año que la gallega, y aligerando los costes energéticos. Contar con una planta de biomasa puede contribuir situar a Lourizán en el podio de las plantas de celulosa más competitivas de Europa, en el que Navia ya ocupa el segundo puesto.

El resto de la inversión, según el informe, serían 26 millones de euros par reducir cuellos de botella y 12 millones más para mejoras de procesos y reducciones de costes. Sumaría así 173 millones de euros. La cantidad restante hasta completar los 320 antes mencionados corresponde a las inversiones en la planta asturiana, que irían en la misma línea de estas dos últimas: 33 millones para mejoras de procesos y 131 para la reducción de cuellos de botella.

Planta de biomasa

Pero no queda ahí la cosa, los 180 millones podrían verse incrementados en caso de que Galicia sea el destino escogido por Ence para desarrollar la planta de biomasa de 40 MW que recientemente se ha adjudicado la empresa. El problema es que cada vez surgen más competidores.

A las posibles ubicaciones ya conocidas – Pontevedra, Villaturiel (León) y Huelva – se suma ahora la capital extremeña: Mérida. Desde la compañía no dan pistas de cuál será la elegida puesto que, como apuntan, todavía se están llevando a cabo conversaciones con las administraciones locales para determinar la opción más idónea.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad