Ence prepara nuevas inversiones en Pontevedra, segura de que permanecerá 75 años más

stop

Los sindicatos comenzarán en breve a negociar mejoras en el mantenimiento ordinario de la pastera

Imagen de la factoría de Ence / EFE

23 de septiembre de 2013 (18:44 CET)

Ence lo tiene claro. A pesar de que la Xunta calme los ánimos de los opositores a la factoría de Lourizán, las declaraciones que salen del grupo que preside José Luis Arregui dan por hecho que la pastera permanecerá en Pontevedra, por lo menos, 75 años más. De hecho, la compañía prepara ya nuevas inversiones para ampliar la planta.

Tan segura está Ence de que se mantendrá en la comunidad gallega al amparo de la nueva Ley de Costas, que por lo pronto ya ha abandonado la búsqueda de una ubicación alternativa.

Prórroga de 75 años

En una entrevista publicada este fin de semana en el suplemento Negocios, del diario El País, el consejero delegado de Ence, Ignacio de Colmenares, asegura que en breve la empresa solicitará permanecer 75 años más en la ría, el tope máximo que concede la nueva Ley de Costas. Su concesión actual expira en 2018.

“La nueva Ley de Costas permite prorrogar hasta 75 años la concesión, y es lo que próximamente vamos a solicitar. La autorización depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, previo informe medioambiental de la comunidad autónoma”, explica el directivo.

“Pero tenemos claro que este informe saldrá bien, porque su redacción no es caprichosa, debe ajustarse a una serie de parámetros, y Ence ha invertido mucho dinero y esfuerzos en los últimos años el convertir la planta gallega en un referente medioambiental mundial en el sector industrial. Vamos a seguir mejorando estas instalaciones y barajamos incluso un plan de inversiones para mejorarlas”, explica.

"Las cosas están más claras que nunca"

Las declaraciones de Colmenares no suenan a nuevo entre los trabajadores de la pastera en Pontevedra. “Hasta ahora los trabajadores no habíamos entrado a negociar posibilidades de ampliación porque contábamos con el horizonte de 2018”, explica a Economía Digital , Jesús Graña, presidente del comité de empresa.

“Pero las cosas ahora están más claras que nunca y, en breve, comenzaremos con la negociación de mejoras en el mantenimiento ordinario de la planta”, explica Graña, que sostiene que la situación económica en general y el mantenimiento de los puestos de trabajo serán una baza a su favor a la hora de ampliar la concesión de explotación de la planta.

Posición firme

Ya en julio, en la presentación de resultados trimestrales, la empresa explicó sus intenciones en la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Entonces la compañía aseguraba que “en el reglamento que desarrolla la nueva Ley de Costas, y que deberá aprobar el Ministerio de Agricultura, y que se prevé que quede aprobado en un plazo de seis meses, queda explicitado que para la concesión de una prórroga será necesario un informe previo medioambiental de las comunidades autónomas, pero este no será vinculante para el Estado”.

La nueva normativa que regula los asentamientos costeros establece un plazo máximo de las prórrogas de 75 años. En función de los usos, el Estado podría otorgar prórrogas sucesivas hasta alcanzar el máximo plazo.

Xunta y concello de Pontevedra


De momento, la Xunta se manifiesta con cautela en el tema de Ence. En varias ocasiones el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, ha asegurado que la Ley de Costas no permite la prórroga automáticas de las concesiones y que, de momento, “el único hecho incuestionable” es que existe una que expira en 2018.

Mientras tanto, el Gobierno local de Pontevedra (BNG) mantiene su oposición frontal a la pastera. Recientemente el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, ha instado a la Xunta a que busque “una ubicación alternativa para Ence” para evitar episodios como los del pasado mes, cuando se registraron varios escapes que resultaron inocuos.

El ayuntamiento sostiene que que la Xunta tiene competencias en ordenación del territorio, por lo que podría forzar el traslado de la planta, más allá de la Ley de Costas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad