Ence da por hecho que obtendrá la prórroga para seguir en Pontevedra en 2015

stop

La pastera se refugia de la reforma eléctrica en Canarias, donde proyecta su tercera planta de biomasa

Ignacio de Colmenares Brunet

29 de noviembre de 2014 (11:46 CET)

Ence levantará una tercera planta de biomasa en las Islas Canarias. Este verano, la pastera anunció la construcción de dos centrales de 70 megavatios cada una en Gran Canaria, lo que supondrá elevar un 50% la potencia que tenía instalada a cierre de 2013, 280 megavatios. El consejero delegado de la compañía, Ignacio Colmenares, reconoció en una entrevista a El Economista que hay un tercer proyecto en fase de tramitación para levantar una tercera planta de generación con biomasa en Tenerife.

Será más a largo plazo, primero se construirán las del puerto de La Luz y el puerto de Arinaga, pero podría completar una inversión cercana a los 500 millones de euros entre las tres; según informa La Opinión de Tenerife. Infraestructuras similares se planearon en Galicia, pero las dudas sobre la continuidad de Ence en la ría de Pontevedra hicieron que el proyecto cayese en el olvido. Tampoco ayudaron los recortes a las renovables de la reforma eléctrica, que empujaron las inversiones en energía de la pastera muy hacia el sur.

¿Por qué en Canarias?


En las islas, Ence ve la posibilidad de obtener rentabilidad. No saliendo a un mercado regulado, sino compitiendo a precios de mercado. “En Canarias, como muchas islas en el mundo que no están conectadas, la generación es cara. No hay generación con biodiésel, la generación es con carbón, no hay nuclear ni hidráulica y, por tanto, el precio de la energía si aquí está a 50 euros, ahí está a 210 euros y, por lo tanto, suministrando a 180, bajas el precio del pull, lo cual es bueno para todo el mundo y ganas dinero”, explicó Colmenares.

"Tensión" en Galicia

El consejero delegado de la compañía siempre ha dado por hecho que Ence continuará en la ría de Pontevedra. Tiene el convencimiento de que la fábrica cumple todas las exigencias legales por lo que espera recibir la prórroga de la concesión ya el próximo año. De hecho, habla del futuro pensando en las inversiones en las dos plantas del norte, Navia y Lourizán, donde ahora están paralizadas debido a la incertidumbre sobre su continuidad. Para los dos centros Ence reserva 100 millones, de los que 15 ya se han invertido en la fábrica asturiana.

“A lo largo del año que viene esperamos tener lista la prórroga de Pontevedra, por lo que a finales de año y en 2016, previsiblemente podremos invertir en estas instalaciones”, zanja Colmenares, quien reconoce “muchas tensiones en Galicia”. "Estamos en plena batalla jurídica, pero cada semana nuestros abogados se reúnen con los del Estado y los de la Xunta y esperamos que se resuelva en la primera parte del año que viene”, concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad