Ence cifra en 700 millones el coste de sacar la factoría de Lourizán

stop

El presidente de la pastera, Juan Luis Arregui, se agarra a la Ley de Costas para permanecer en la ría

12 de noviembre de 2013 (18:14 CET)

El presidente de Ence, Juan Luis Arregui, ha vuelto a insistir este martes en que el traslado de la fábrica de celulosa de su actual ubicación en la Ría de Pontevedra es “inasumible” económicamente, ya que costaría unos 700 millones de euros. “Trataremos de quedarnos”, ha dicho.

Juan Luis Arregui convocó este martes a los medios de comunicación en el complejo industrial para presentar un informe sobre la contribución de Ence al desarrollo social, económico y ambiental de Galicia.

La comparecencia fue aprovechada para comunicar su intención de seguir en su actual ubicación más allá de 2018, para la que ya han decidido recurrir la nueva Ley de Costas y solicitar una prórroga de la actual concesión.

"Lo haremos bien, demostrando que lo que estamos haciendo ni molesta a nadie, ni daña a nadie y encima crea 5.000 puestos de trabajo y un montón de ingresos a la administraciones", aseguró Arregui. "¿Por qué nos tenemos que ir si cumplimos la ley?", apostilló.

Informe a KPMG

En cuanto al informe sobre la contribución de Ence, ha sido encargado a la consultora KPGM con la intención de "aportar luz, rigor y transparencia al debate sobre la permanencia y el futuro de Ence en Pontevedra".

Entre otros datos, el informe señala que el valor económico generado por la empresa en Galicia, supone el 0,82% del total. Son 460 millones de euros que aporta al PIB de Galicia, lo que equivale el 28,16% del PIB del Ayuntamiento de Pontevedra.

5.000 empleos indirectos

Este porcentaje asciende al 29% si se contabiliza el valor económico que genera sólo en el sector forestal (166 millones de euros), según el informe. Sus exportaciones, casi el 95% de su producción, generan en Galicia un movimiento económico superior a los 200 millones de euros y aseguran pagar en impuestos más de 33 millones de euros al año.

Además, según este documento de KPMG, 319 personas trabajan de manera directa y más de 5.000 lo harían de manera indirecta en Galicia gracias a la actividad de Ence en Pontevedra. De todos ellos, 800 estarían vinculados directamente a los municipios de Pontevedra, Marín y Poio, cuyas empresas proveedoras se reparten 24 de los 176,6 millones de euros que la pastera gasta cada año para abastecerse, fundamentalmente de madera.

Impacto ambiental

Además el consejero delegado de Ence, Ignacio de Colmenares, defendió que, con los 160 millones invertidos en Lourizán desde 2006, se ha reducido "notablemente" su impacto ambiental.

En este sentido, aludió de nuevo al informe de KPGM que concluye que la pastera cumple con todos los parámetros ambientales exigidos, que a nivel energético es casi autosuficiente gracias al aprovechamiento de la biomasa sobrante y que contribuye "de forma decidida" al cuidado de la masa forestal gallega, reduciendo en un 73% el riesgo de incendios en las hectáreas que gestiona. Se convierte así, según señala, "en una de las mejores" empresas de Europa en este sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad