Empresas sancionadas por amañar concursos se llevaron 12 millones en obra pública de Galicia en 2015

stop

Las constructoras Extraco, Misturas y Ovisa, que según Competencia integraron el 'cartel del asfalto', lograron 26 adjudicaciones el año pasado, 13 de ellas de la Xunta

Agustín Hernández junto al persidente de Extraco, Pablo Prada

en Ourense, 29 de marzo de 2016 (05:06 CET)

La contratación de obra pública en Galicia ha estado protagonizada en los últimos años por el AVE, que ha mantenido un elevado gasto en la comunidad a pesar de que el resto de administraciones, Xunta y ayuntamientos, recortaban las partidas.

En 2015, la inversión total en suelo gallego alcanzó los 549 millones, correspondiendo al Ejecutivo central –fundamentalmente el Ministerio de Fomento-- 289 millones y a la Xunta 108, según recoge el informe de la construcción elaborado por la patronal del sector en A Coruña, Apecco.

Entre las 1.482 obras adjudicadas que recoge el estudio, las grandes constructoras a las que sonrió la mesa de contratación de Fomento lideran el ranking de facturación, con Siemens, Alstom, San José y Copasa a la cabeza.

En los primeros puestos también están tres empresas sancionadas por la Comisión Nacional de Competencia, que en 2011 impuso multas a Misturas Obras e Proxectos, Extraco Construccións e Proxectos y a Ovisa Pavimentos y Obras por formar parte del llamado cartel del asfalto. Todas ellas recibieron adjudicaciones el año pasado por un importe conjunto de 12,1 millones.

La Xunta otorga más de 8 millones

Misturas fue la más beneficiada, con 4,6 millones en las 13 obras adjudicadas por administraciones públicas. De estas, seis correspondían a proyectos de la Xunta por valor de 2,6 millones. Extraco, del mismo grupo, se hizo con 10 actuaciones por un importe conjunto de 3,06 millones, de los que 1,48 salieron de las arcas de San Caetano.

Las dos empresas se adjudicaron en una UTE la construcción del nuevo centro de salud de Barbadás (A Valenzá-Ourense) por 3,08 millones.

Ovisa, por su parte, logró dos contratos de la Xunta por valor de 1,37 millones. La constructora de Outeiro de Rei (Lugo) fue la menos castigada por Competencia, que le impuso una sanción de 100.000 euros.

Las sanciones

Junto a la ourensana Obras, Caminos y Asfaltos (Ocasa) -- que entró en concurso de acreedores en 2013 y acaba de cambiar su domicilio social a Getafe-- y su filial SA de Betunes y Firmes, las tres adjudicatarias completan las cinco empresas gallegas implicadas en la investigación de Competencia.

A juicio del supervisor, acordaban ofertas a la baja para presentarse a licitaciones de las administraciones como empresas que competían entre sí. La ganadora, compensaba económicamente al resto. La trama alcanzó a 47 empresas en todo el Estado y las sanciones ascendieron a 47,1 millones. La multa para Extraco fue de un millón de euros y para Misturas de 1,6 millones.

Pendientes de los tribunales

Casi todas las empresas pelearon en los tribunales contra la resolución de Competencia, consiguiendo sólo pírricas victorias.

El Supremo ha considerado varios recursos en los que admite que la fórmula con la que el supervisor computó las sanciones no se ajustaba a derecho, por lo que instaba a la actual Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a recalcular nuevamente las multas.

Sin embargo, no eximía a las empresas del castigo por las prácticas anticompetitivas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad