Empresas excavadoras subastan su maquinaria a precio de chatarra

stop

La crisis impulsa a varios grupos gallegos a participar en una feria de este tipo en Madrid

Subasta de excavadoras en Madrid

30 de noviembre de 2012 (21:44 CET)

Numerosos empresarios gallegos integrados en la Asociación de Excavadores de Galicia (Aexga) han participado en la mayor subasta de maquinaria, que se celebró este jueves en Madrid, organizada por la corporación canadiense Ritchie Bros. Los excavadores gallegos no están contentos ni mucho menos de tener que haber recurrido a este proceso. Aseguran que han “malvendido” parte de su parking de máquinas a un precio un 75% inferior al valor de mercado. “Casi como si fuese chatarra”, indican.

Desde Aexga indican que la grave situación por la que atraviesan muchas empresas gallegas es lo que ha motivado su participación en esta subasta, en la que no hay precios mínimos ni reservas, cada artículo se vende al mejor postor, independientemente de su precio. Esto provocó, según informan, que uno de los asociados de Aexga tuviese que desprenderse de unas de sus excavadoras que hace dos años le costó 500.000 euros, por tan solo 100.000.

Ley de Morosidad


No es la primera vez que desde Aexga culpan de esta situación a la elevada demora de las grandes empresas de la construcción a la hora de pagar sus servicios. “A pesar de que hace más de dos años que entró en vigor la Ley de Morosidad, las compañías vulneran sistemáticamente los tiempos máximos de pago con sus proveedores. En el caso de la construcción, las grandes corporaciones de este sector abonan sus facturas a sus subcontratas en períodos comprendidos entre 200 y 300 días y sin confirming, cuando esta normativa fija en 75 días el plazo límite para el abono de los pagos”, indican desde Aexga. A esta realidad se le suma el impedimento, por parte de la banca, de descontar pagarés. “Algunas entidades no descuentan papel de las constructoras españolas, por lo que la situación es límite”.

“No es entendible que cuando existe un retraso, aunque solamente sea de un día, en el pago de seguros sociales o del IVA, la Administración sanciona a la empresa con un 20% de recargo, por lo que es más incomprensible que en el caso de contratos entre compañías, con una ley en vigor, no ocurra lo mismo”, sostiene Manuel Mejuto, presidente de Aexga.

Mejuto indica que en tan solo dos años, 25 de las 44 empresas que conformaban Aexga han tenido que echar el cierre, destruyendo un total de 2.000 puestos de trabajo en Galicia. Sus previsiones son que, si en diez meses la situación no mejora, diez empresas más cesarán su actividad, dejando en la calle a un millar de personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad